•  |
  •  |

Un estudio de la Universidad de Florencia corroboró hace poco que el vino tinto es un gran afrodisiaco, ya que posee antioxidantes que producen un beneficioso efecto vasodilatador. Así pues, su consumo moderado (un par de copas, como mucho) potencia la erección masculina y aumenta la lubricación femenina. En ambos casos, el deseo se multiplica. DREAMSTIME/END