•  |
  •  |

La estimulación del cuerpo con yoga durante el embarazo, más que un estiramiento de músculos en la mujer, es una relación entre la madre y el bebé que de forma exquisita se entrelaza a cada partícula del cuerpo mediante el proceso de respiración.

Oxigenar el cuerpo de la madre y del niño es el principal cometido del yoga prenatal, pues su fin es permitir que el momento del parto sea rápido, relajado y exitoso.

“Mente sana, cuerpo sano” es el lema por excelencia del mundo del yoga, sostuvo la instructora de Rebecca Wheaton.

Durante el prenatal…

“No es cierto que muchos ejercicios dañan el desarrollo del bebé, por el contrario, los ejercicios de yoga o respiración, meditación y estiramiento de la mano, acompañados de una dieta rica y balanceada se encargan de revitalizar el cuerpo y mente de la madre en su etapa prenatal”, señaló.

El yoga también tiene impacto en la salud del bebé, y una de las razones por lo cual el mundo empieza a respirar yoga desde muy temprano.

“A través del yoga prenatal, los niños pueden activar más rápido su capacidad de desarrollo dentro del vientre de la madre, tanto sensorial como muscular”, dijo Wheaton. Cualquier movimiento, bueno o malo, durante la etapa prenatal de una mujer, el bebe es capaz de absorberlo, por eso estos deben hacerse con disciplina, sentimiento y dedicación, agregó.

Según la experta en yoga, la mujer en cinta que se somete a un régimen de yoga podrá experimentar que su mente pasará de un estado agitado, casi paralizado y monótono, a uno más relajado y dispuesto a una mejor concentración de vida.

Una ventaja que tiene el yoga prenatal es que la mujer podrá intercambiar experiencia con otras mujeres que disfrutan de su etapa, pues es una regla que los ejercicios estiramiento muscular sean grupales o en pareja.

“Un poco de flexibilidad muscular puede bajar el estrés y la ansiedad que sufren la mayoría de las madres que pasan por este momento único en la vida”, explicó la tutora de yoga.

Fuerza y flexibilidad son los elementos que hacen que el parto sea un momento exitoso. Los ejercicios de yoga durante el embarazo no se deben restringir, siempre y cuando se tomen en cuenta las contraindicaciones de ciertas posturas y que se lleven cerca de un experto, refirió Wheaton.

“La comunicación de una madre con su bebé inicia desde la panza, entre más relajada la mujer viva el prenatal, más intenso será el vínculo entre madre e hijo”, detalló.

El yoga, reductor de náusea y parto prematuro

Muy pocas mujeres saben que una buena ejercitación de respiración como la que se trabaja con yoga es capaz de reducir o de disminuir los síntomas de náusea en forma natural, manifestó.

La experta enfatizó que el problema de las articulaciones disminuye, es decir, la posibilidad de una inflamación en cualquier área del cuerpo que atente contra un parto normal, dado que el yoga tiene más beneficios que desventajas.

Así que no es permitido que la velocidad de la tecnología no sea un impedimento para mimarnos corporalmente con ejercicios puntuales, flexibles y equilibrados durante el periodo de gestación. Hagamos que el yoga sea un momento íntimo entre madre y bebé, finalizó.

 

Tome nota

Cursos yoga Prenatal en Cooperativa Tininiska Hora: 6:30 de la tarde. Contacto: 2278-7835