•  |
  •  |

El dolor es una de las quejas más frecuentes en las visitas médicas. Es un padecimiento que suele repetirse y que puede tener su origen en diversas causas como cargar objetos pesados, adoptar posturas incorrectas, el estrés, artritis, bursitis, etc. Como consecuencia de ello el cuerpo se resiente, produce dolor y restringe la movilidad.

Tratamiento integral

En la mayoría de las ocasiones se recurre a tomar calmantes o reposar, pero para resolver su causa hace falta un tratamiento integral como el que proporciona la Medicina Oriental en conjunto con otros tratamientos naturales, en este caso la parafina. Esta terapia ha sido aprobada por especialistas en rehabilitación, masajistas y spas por sus propiedades terapéuticas.

Los médicos saben desde hace tiempo que la terapia de parafina es una verdadera forma para acelerar la curación y aliviar dolores musculares y articulares. De hecho, las cualidades curativas de la terapia de cera de parafina se conocen desde hace siglos.

Especialistas en rehabilitación, masajistas y spas han aprobado la terapia de parafina por sus propiedades terapéuticas.

Acelera la curación

En los tiempos modernos, esta terapia es bastante común y ampliamente utilizada para ayudar en el tratamiento de condiciones tales como: artritis, bursitis, eczema, fibromialgia, fibrositis, inflamaciones, espasmos musculares, músculos cansados, fatiga, psoriasis, codo de tenista, rigidez de articulaciones o tendinitis, entre otros.

La terapia de parafina es también ampliamente utilizada en el tratamiento de lesiones relacionadas con los deportes y otras condiciones, donde la terapia de calor y la fisioterapia son necesarias.

Uno de los beneficios de la terapia de parafina es que suaviza e hidrata la piel, abre los poros, aumenta la circulación y promueve una sensación de calma en el paciente.

Durante 15 o 20 minutos

El tratamiento consiste en ir introduciendo el miembro afectado en el recipiente que contiene la parafina a una temperatura determinada, de forma que se van depositando sucesivas capas de cera caliente sobre la piel, hasta conseguir un número de diez a 12 capas superpuestas.

Tras ello se envuelve la mano, por ejemplo, con una sustancia aislante, papel preparado o plástico y todo ello a su vez se vuelve a envolver en una toalla para evitar la pérdida de calor, se mantiene así de 15 a 20 minutos y se pasa a retirar la cera del miembro afectado.

Respuestas al baño de parafina

El baño de parafina brinda estimulación física (calor húmedo) en una reacción del tejido cutáneo, y aumenta la activación enzimática y disminuye la viscosidad sanguínea, lo que causa un flujo aumentado de la sangre periférica y la dilatación de los vasos sanguíneos.

También aumenta el intercambio de desechos y secreciones, lo que mejora el metabolismo. Por lo tanto, los desechos de la parte tratada se eliminan con facilidad, y al disminuir la tensión de la pared de los vasos sanguíneos, aumenta el metabolismo de los tejidos y se suministran los químicos (O2, glucosa, aminoácidos) necesarios para el metabolismo.

La terapia de parafina reduce el dolor y la rigidez en las articulaciones, elimina el exceso de líquido del tejido circundante, al tiempo que proporciona lubricación. Hay que tener en cuenta algunas contraindicaciones del tratamiento con parafina. Este tratamiento no está indicado para los que no puedan lidiar con el calor directo, si hay diabetes o varices. Tampoco es indicado el tratamiento si hay heridas o llagas.

"Los males que sufrimos son curables, y si queremos librarnos de ellos la naturaleza nos ayuda ya que hemos nacido para estar sanos”.

Lucius Annaeus Séneca.

Mejor combinada con acupuntura

Esta terapia tiene mejores resultados en combinación con la acupuntura, que consiste en la inserción de pequeñas agujas en el cuerpo que ayudan a regular las energías, metabolismo, circulación, y sobre todo ayudan a tratar de forma efectiva los dolores que nos impiden realizar nuestras labores diarias.

La ventaja es que es un tratamiento natural sin efectos secundarios, que no le hace daño a nuestros órganos como ocurre con pacientes crónicos que por años toman analgésicos, llegando a desarrollar cirrosis medicamentosa.

Tome nota

(*)Tanyari Medicina Oriental.

Centro Comercial Managua Mod. C58-59. www.tanyari.jimdo.com

info@tanyari.com / 2267-1903 / 8624-2847