•  |
  •  |

Carismática y sencilla, así es Elizabeth Reyes, una chavala de 21 años estudiante de Comunicación Social, y que cuando no está en las aulas trabaja como modelo. Además, ha participado en una serie de certámenes relacionados con la belleza nicaragüense, actividades que dice le han ayudado al desarrollo de su persona. Aunque reconoce que es un poco complicado estudiar y trabajar al mismo tiempo, siempre ha buscado la manera de salir adelante y de lograr sus metas, por ello aconseja que “hay que ser una persona empeñada y esforzada”.

Su motivación por el modelaje se debe a que considera que de esta manera puede ser un lienzo humano: “Puedo expresar el arte a través de mi figura, dando paso a expresar al máximo todos los despliegues de colores por medio de vestidos y marcas”.

Pero lo más importante es que esta chavala opina que por medio de su persona se podrá crear un estereotipo de mujer sencilla y humana, logrando así romper la idea de que el mundo del modelaje es para un solo tipo de mujer y clase social.

A esta chica la consideramos Buena Onda porque ha demostrado poseer un gran corazón, pues con frecuencia participa en obras benéficas en su comunidad, y parte de las ganancias por su trabajo la comparte con los menos favorecidos.

Ojalá que su ejemplo sirva de inspiración a otras jóvenes, para apoyar a quienes más lo necesitan.