• |
  • |

Cinco bellas mujeres cuyo interior es tan hermoso como su rostro han dedicado su tiempo a apoyar proyectos nobles que se desarrollan en Nicaragua.

Ellas no solo recaudaron fondos para compartirlos con las Aldeas Infantiles SOS y con Operación Sonrisa, sino que también dedicaron su tiempo a visitarlos, para conocer más de cerca su campo de acción e identificarse más con las causas.

El lunes estuvieron en la Escuela Hermann Gmeiner, de las Aldeas SOS en Managua, donde los niños se mostraron emocionados y se volcaron sobre ellas para manifestarles su aprecio y admiración.

Natalie Glebova, Miss Universo Canadá 2005 y Miss Universo 2005; Riza Santo, Miss Universo Canadá 2013; Alexandra Mathews, Siera Bearchell, y Denise Garrido, después de compartir con los estudiantes inauguraron un centro de computación en dicho colegio, donde renovaron las computadoras que tenían. Ayer visitaron Operación Sonrisa, donde el doctor José Evenor Taboada dijo: “Agradecemos por el esfuerzo que han hecho Denis Dávila y la organización Miss Universo Canadá por apoyarnos, e invitamos a los nicaragüenses a seguir el ejemplo de preocupación por los demás para contribuir infinitamente para cambiar la situación del país”.

La organización bajo el proyecto Reinas por una Causa donó a Operación Sonrisa US$69,344, dinero que dijeron es importante para seguir cubriendo las necesidades de tantos niños y de tantas operaciones que se hacen cada año.

Natalie Glebova dijo: “Esta es la mejor parte de todo mi viaje. Al momento de tener al niño entre mis manos siento en el corazón algo especial, y es el mejor regalo que pude recibir, además de saber que Operación Sonrisa le puede cambiar la vida a estos niños”.

Conocieron sobre el quehacer de El Nuevo Diario

Durante una visita realizada a El Nuevo Diario, Glebova manifestó que lo mejor de la estadía en Nicaragua fue el calor de la gente y sobre todo los niños. Esta es su tercera estadía en tierras pinoleras, donde ha visitado varios lugares, entre ellos Corn Island, donde grabó su video para Miss Universo.

La ex Miss Universo canadiense parte hoy para Tailandia, tierra donde se coronó y a la cual desde entonces adoptó como su nuevo hogar, al punto que afirma que ya come la comida picante como la comen los autóctonos. Las demás beldades permanecerán en el país para visitar otros lugares que desean conocer.