•  |
  •  |

La homeopatía es una terapia alternativa que cuenta con más de 200 años de historia y cuya premisa está encerrada en la naturaleza como fuerza curativa.

Según el médico homeópata Juan Diego Pérez, “el ser humano es más que la mera suma de sus componentes físicos, un hecho que se pone de manifiesto en los momentos de concepción y de la muerte. De ello, se deduce la presencia de una fuerza vital que anima, guía y equilibra el organismo a todos los niveles, tanto en la salud como en la enfermedad. El mecanismo de defensa del organismo es este aspecto de la fuerza vital que responde específicamente en el estado de enfermedad”.

Él explica que cuando el médico homeópata prescribe un medicamento lo único que está haciendo es ir en el mismo sentido que lo hace la naturaleza del enfermo cuando a través de los síntomas trata de resolver el padecimiento, porque su objetivo es curar en la totalidad, no tan solo luchar contra la enfermedad por vía de la supresión de los síntomas.

“El medicamento homeopático más eficiente se puede prescribir tan solo si el paciente es tratado en su totalidad y tomando en consideración todos los síntomas tanto mentales, como emocionales y físicos”, remarcó.

Cómo se desarrolla la consulta

El doctor Pérez compartió que el médico homeópata recoge durante la elaboración de la historia clínica los síntomas, tanto físicos como mentales, que el paciente ha desarrollado frente a la enfermedad y hace exploración clínica como la convencional.

Después, mediante el principio de similitud, busca el medicamento que le es más parecido, asistido por un ordenador.

“Una vez que se selecciona el medicamento se empieza a administrar, pero se debe aclarar que a veces, al iniciar el proceso curativo, aparecen síntomas de eliminación de tóxicos y para esto el cuerpo se vale de mucosidades, erupciones, diarreas o hasta fiebre; y afirma que hay que respetar estos síntomas ya que tienen relación con el proceso global de curación y por lo tanto el paciente debe tener una clara y constante comunicación con su homeópata”, aseveró el doctor Pérez.

Ventajas de la homeopatía

El doctor enumera como ventaja de la homeopatía el hecho de que no hay efectos secundarios, ni toxicidad de los medicamentos, además de que potencian los mecanismos de autodefensa por lo que sirven como preventivos en enfermedades recurrentes: resfriados, otitis, bronquitis.

También dice que permiten tratar trastornos crónicos porque se “estimula el estado general y se corrigen los trastornos crónicos con pocas expectativas de solución en la medicina convencional”. Además, el especialista asegura que la homeopatía sirve de gran apoyo al tratamiento psicoterapéutico y en trastornos del aprendizaje.

 

Los medicamentos homeopáticos

1.     Son substancias de origen vegetal, mineral, animal, biológico u otros.                                                                 
2.     Se caracterizan porque se toman en cantidades muy pequeñas.
3.    Se preparan siguiendo especificaciones técnicas y de calidad, tan precisas como los medicamentos convencionales, por empresas farmacéuticas.
4.     Los podemos tomar en gránulos o glóbulos, en forma líquida o tópica (cremas...).
5.     Para su administración su médico homeópata le indicará la forma de presentación (gránulos, solución, etc.) y la manera de tomarlo.

 

Tome nota

El médico homeópata Juan Diego Pérez R. atiende en Clínica Natural, ubicada en Bosques de Altamira Nº 325. Teléfono 22780361 / 8824577.