• |
  • |

Médico Oriental (*)

El alcoholismo se ha instalado como el vicio más asequible para adolescentes que buscan fuga y diversión por encima de cualquier cosa. Se trata de una enfermedad crónica y progresiva que se deriva del consumo exagerado de alcohol, lo que ocasiona problemas físicos, mentales, laborales, familiares y económicos, por lo que es considerado por la Organización Mundial de Salud (OMS) como un problema de salud pública.

El alcohol, en cantidades tóxicas, tiene diferentes efectos dentro del organismo, la mayoría de ellos negativos. El alcoholismo puede matar en muchas maneras diferentes.

En total, reduce la esperanza de vida por 10 a 12 años. Entre más temprano una persona empieza a beber grandes cantidades de alcohol en gran medida, mayores serán sus perspectivas de desarrollar enfermedades graves más adelante. Además de causar numerosos daños físicos y psíquicos.

¿Máscara para ocultar depresión?

Es muy difícil que los hombres admitan que están deprimidos. En cambio, es más probable que oculten sus padecimientos tras el alcohol, las drogas o conductas agresivas. Pero lo que no saben es que el alcohol agrava (empeora) la depresión.

El alcohol trabaja de manera muy parecida a los tranquilizantes y barbitúricos, al deprimir el sistema nervioso central. Con el exceso de alcohol, la coordinación de los músculos se deteriora y los reflejos se hacen más lentos.

El alcohol afecta en primer lugar al Sistema Nervioso Central y su injerencia excesiva y prolongada puede provocar daño cerebral. Contrario a la creencia popular, el alcohol no incrementa la excitación, por el contrario, deprime centros cerebrales que se encargan de esta función. En realidad el alcohol suprime la inhibición, lo que provoca la tan conocida sensación de euforia.

El alcohol también afecta otros sistemas del cuerpo: provoca irritación y erosión del estómago, causando náuseas y vómitos. Las vitaminas no se absorben de manera adecuada, lo que conlleva a deficiencias nutricionales. Asimismo, se puede desarrollar la enfermedad del hígado conocida como cirrosis hepática; el sistema cardiovascular se puede afectar por un crecimiento anormal del corazón conocido como cardiomegalia y también se puede presentar una disfunción sexual, en el hombre una disfunción eréctil y en la mujer cese de la menstruación.

Tratamiento natural

Las adicciones son un problema serio, y el alcoholismo es una de las más complejas. Las personas alcohólicas suelen tener comportamientos antisociales y agresivos, poniendo en riesgo tanto su estabilidad y bienestar personal como el de las personas que los rodean.

Un tratamiento contra el alcoholismo requiere perseverancia, paciencia y sobre todo voluntad. Cuando se inician las sesiones en un grupo de apoyo la tarea se vuelve más sencilla, pues ello hace que la persona se sienta respaldada, y si al tratamiento lo acompaña la ayuda de la medicina alternativa, podemos maximizar sus efectos.

Acupuntura auricular

Es bien sabido que la acupuntura ayuda a los pacientes farmacodependientes a recuperar el control que se pierde cuando hay desequilibrio neuroquímico, es decir, un síndrome de abstinencia.

Los niveles normales de endorfinas pueden estar reducidos debido a que moléculas de la droga se ligan a los receptores de endorfinas y de esta manera interfieren en su ciclo de producción. Al elevar la producción de endorfinas y otras sustancias químicas afines, la acupuntura es capaz de disminuir los síntomas de abstinencia y favorecer la tendencia natural del organismo hacia lo homeostasis y reducir la probabilidad del abuso continuo de drogas.

Tips naturales para pacientes alcohólicos

Uvas: Se considera que las uvas son el sustituto más saludable para el alcohol. Por tanto, se recomienda que se las incluya en la dieta diaria de las personas con esta adicción. Un buen método es tomar un racimo tres veces al día para calmar las ansias de beber propias del alcoholismo.

Manzanas: Cuando se comen manzanas con regularidad, estas eliminan la intoxicación y reducen la adicción por el vino o cualquier otro tipo de bebida. Lo ideal en los pacientes alcohólicos es tomar dos manzanas al día para reducir los impulsos de beber.

Apio: El jugo de apio crudo crea un efecto de sobriedad en los pacientes alcohólicos. Combina iguales cantidades de agua y de jugo de apio para consumir diariamente durante un mes. Este es un método muy efectivo para combatir el alcoholismo.

Tome nota

(*)Tanyari Medicina Oriental.

Acreditado PR: 11306-2213.Por:

Practitioner’sRegister: Asociación de acupuntores y profesionales de medicina china

Pan European Federation of TCM Societies (PEFOTS)

Fundación Europea de Medicina Tradicional China

Centro Comercial Managua

www.tanyari.jimdo.com

2267-1903 / 8624-2847.