•  |
  •  |

Ejercitarse no es una actividad que se practica solo en los gimnasios, desde su casa usted puede bajar de peso e incluso tonificarse mientras baila al ritmo de la música de su videojuego favorito o juega un partido de fútbol virtual. Los adolescentes en varios países ya lo demostraron.

La nueva modalidad de videojuegos, conocidos como exergames, se convirtieron en aliados de la generación actual de jóvenes y adultos. Las aventuras que presentan estos dispositivos ofrecen un reto constante y al practicarlos 30 minutos diarios, 5 veces a la semana, facilitan un estilo de vida saludable.

Según la doctora en Medicina y Nutricionista ecuatoriana, Mae Moreno, “la falta de tiempo, el cansancio, la violencia e inseguridad nos encierran y nos llevan a aumentar el sedentarismo. Pero las nuevas tecnologías nos permiten ejercitarnos de maneras muy diversas y divertidas”.

La reconocida revista estadounidense Pediatrics, publica en su edición de junio 2013, un revelador estudio realizado por varias universidades europeas que pusieron a prueba los videojuegos frente a la salud de los niños entre 9 años y adolescentes de 15 años.

El encargado del estudio, Louise Naylor, explica que “el esfuerzo que realizaron durante los videojuegos en los que deben ejercitarse con manos y pies resultó equivalente al nivel de energía que gastaron en una prueba de esfuerzo en una banda para correr”.

“Estos resultados también apoyan la idea creciente de que la actividad física de alta intensidad es beneficiosa para la salud de los niños, y que no hay que preocuparse tanto por la forma mientras que los menores tiendan a ejercitar sus músculos”, explica Naylor.

La Dra. Mae Moreno destaca que “la actividad física es también una excelente medicina --no farmacológica-- que ayuda a disminuir patologías que están en aumento y previene el sobrepeso, la obesidad y la diabetes tipo 2”.

 

El sedentarismo mata

La actividad física no tiene edad ni límites. Los niños  --entre 5 y 10 años-- deben ejercitarse al menos 60 minutos al día; los adolescentes  --igual que los adultos-- deben realizar al menos 30 minutos diarios de actividad física, unas 5 veces a la semana.
Al igual que otras prácticas, incorporar la actividad física en el día a día es un proceso  que debe hacerse poco a poco, de manera que su cuerpo se adapte a las nuevas exigencias.  Lo recomendado es iniciar este hábito, con actividades físicas que sean de su agrado y de sus hijos.
¡Aproveche las nuevas tecnologías para moverse más y únalo a su plan de ejercicio diario!