•  |
  •  |

Adiós al acné

El estrés afecta cada parte del cuerpo y también la piel. ¿Te ha pasado que un día antes de una junta importante te salen granitos? Como el órgano más grande del cuerpo, la piel tiene un gran trabajo y muchas veces ignoramos sus necesidades.

Los estados mentales y hábitos negativos provocan enfermedades; en cambio, las actitudes positivas y actividades relajantes pueden mejorar las funciones del cuerpo y por lo tanto la salud y calidad de vida.

1.- Ambiente: si el baño es el lugar donde llevas a cabo tu rutina de belleza, crea una experiencia relajante en él, con música, aromaterapia, ropa cómoda e iluminación suave.

2.- Exfoliantes: utilizar productos que deben reducir la inflamación, incrementar la regeneración celular a través de ingredientes exfoliantes, proteger y mantener la piel hidratada.

3.- Agua celular: todo tipo de piel necesita hidratación, en especial la que tiene acné.

4.- Tratamientos profesionales: acudir con un profesional de vez en cuando para una limpieza profunda de poros, reducirlos y prevenir futuros brotes.

 

¿Caspa?

Para ayudar a prevenir la caspa es recomendable utilizar un champú y un acondicionador con ingredientes específicos. Deben ser ambos: champú y acondicionador, porque de lo contrario el efecto se pierde.

El estudio IMAC (In-vivo Malassezia Assessment Counting) que contabiliza la población de Malassezia, hongo que produce ácido oleico que se deposita en el cuero cabelludo, demostró que los acondicionadores sin acción anticaspa remueven hasta un 70% del piritionato de zinc. En otras palabras, con un acondicionador o tratamiento común, las partículas que deja el champú se desprenden al enjuagar el cabello y pueden eliminar el efecto contra la caspa.

Sin embargo, si nos aseguramos que tanto el champú como el acondicionador sean de tratamiento contra la caspa que contienen ZPT (piritionato de zinc), podemos aumentar la eficacia contra este padecimiento hasta en un 78%, además de eliminar el rastro de caspa, humectaremos el cabello y el cuero cabelludo en su totalidad.

 

Cejas de impacto

1.- Colócate un lápiz junto a la aleta de la nariz y sigue en línea recta pasando por el lagrimal del ojo hasta el nacimiento de la ceja. De aquí debe partir tu ceja.

2.- Ladea el lápiz desde la aleta lateral de la nariz, en línea recta, pasando sobre el iris. Ahí debes situar el punto de inflexión del arco de la ceja.

3.- Ladea el lápiz desde el lateral de la nariz, en línea recta, hasta hacerle coincidir con el extremo del ojo. Este es el punto donde debe terminar tu ceja.