•  |
  •  |

EFE

 

El cuarto de aseo es un lugar íntimo en el que su limpieza y distribución es fundamental para sacarle el máximo partido. Pequeñas reformas le ayudarán a ello.

El baño es una de las habitaciones del hogar que siempre requiere una reforma, el tiempo y el dinero son los mayores inconvenientes, además de tener que convivir con polvo, derrumbe de azulejos, yesos y masas por todas partes.

Sin embargo, con un poco de lógica y entusiasmo siempre se pueden hacer pequeños añadidos, como poner pequeñas baldas de cristal o de madera tratada, en lugar de colocar un armario, que nos permitirá añadir algo de orden sin tener que gastar mucho dinero. Un sencillo juego de toallas nuevas o un portarrollos de papel higiénico diferente también contribuyen a cambiar sin apuntalar.

Creatividad

El portal de internet Casaktua asegura que con un poco de imaginación se pueden realizar pequeñas reformas que suponen grandes cambios, especialmente en lo que tiene que ver con la funcionalidad y la estética.

Un baño cómodo, atractivo y con una luminosidad acorde a las necesidades es fundamental en cualquier vivienda.

Por mucho que deseemos el cambio lo primero que hay que tener en cuenta son los metros y el presupuesto del que disponemos, para evitar decepciones. No todo lo que se ve en las exposiciones de muebles del hogar se adapta al espacio del nuestro.

La manera más rápida de hacer un cambio sin tener que derribar nada, de una manera sencilla y económica es cambiando y añadiendo nuevos accesorios. Un sencillo portacepillos, la alfombrilla o las cortinas de la ducha, unos adhesivos para no resbalar en el plato de ducha o en la bañera serían suficientes.

Sustituciones y cambios

Si los sanitarios no están en buenas condiciones no puede demorar su cambio, evitará malos olores y problemas de goteo. El cambio de la tapa es una de las opciones más recomendadas para dar color e incluir esa deseada transformación.

La misma recomendación le sirve para el lavabo, pero si su estado no es deplorable un cambio en la grifería le ayudará a darle otro “aire”.

En caso de tener que comprar materiales no olvide visitar los “outles” de los que también disponen las firmas de muebles y sanitarios.

 

¿Imprescindibles?

Una de las transformaciones más habituales en el baño viene de la mano de la bañera y su sustitución por el plato de ducha. Además de mayor amplitud se produce un ahorro de agua del 70 por ciento.

Casaktua recomienda no intentar poner azulejos similares a los ya existentes y añadir azulejos diferentes para tapar el hueco dejado por la bañera, así evitará cambiar toda la pared.

Los esmaltes sintéticos que se aplican sobre el azulejo son la solución ideal para no tener que sustituirle cuando compramos una casa nueva y el paso del tiempo lo ha dejado anticuado.