•  |
  •  |

Médica y máster en Nutrición Humana

 

Muchas de nuestras actividades se disfrutan más en compañía. Un amigo, un ser querido o hasta su pareja, le puede dar emoción a una rutina de ejercicios y convertirla en una experiencia saludable y recreativa. Los beneficios van más allá. Un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Santa Clara de California, (Estados Unidos) indica que para alcanzar metas relacionadas a la actividad física, nos ayuda tener un punto de comparación con otra persona.

Los especialistas agregan que realizar actividad física con un compañero podrá generar mayor intensidad del ejercicio, lo que se reflejará en mejores resultados, como por ejemplo duplicar las metas que se tenían previstas o incluir otras dentro de la rutina diaria. El estudio cita que la probabilidad de unirse y permanecer motivado durante el ejercicio aumenta cuando los amigos o compañeros se dedican a esas mismas actividades.

¡A moverse!

Salir a correr, bailar o pasear en bicicleta; toda actividad física se puede disfrutar más en compañía, provocando buen humor y motivación en una rutina de ejercicios. Incluso, se puede promover una competencia sana que estimule el gasto de calorías.

Un estilo de vida activo y saludable es posible practicando actividad física 30 minutos diarios, al menos 5 días a la semana.

Este espacio puede ser más ameno en pareja ya que pueden concentrarse en sus metas juntos, e incluso crea un lazo entre ambos. No es diferente con los amigos. Aprovechar tiempo de calidad con ellos también se puede hacer mediante el deporte.

El primer paso

Lo primero es encontrar una afinidad mutua a un tipo de ejercicio. A veces es difícil que coincidan los gustos. Deben elegir una actividad que les guste a ambos. Para esto, se recomienda iniciar con pequeñas sesiones de entrenamiento y poco a poco saldrán a relucir los gustos de cada uno.

Lo que se busca es un compañero de ejercicios para mantenernos enfocados. De esta manera nuestra pareja puede convertirse en nuestro mejor aliado, ya que nos conoce y puede usar las palabras adecuadas para dar ánimo y viceversa.

Además, podrán celebrar los logros que se irán obteniendo con el ejercicio.La motivación y el trabajo en equipo se reflejarán en varias opciones como paseos familiares, largas caminatas, o paseos en bicicleta. Destinos atractivos y diferentes, o medir los tiempos de velocidad de uno frente al otro, son ventajas de correr acompañados.Programar partidos de basquetbol, futbol o volibol con amigos, o una cita de tenis en parejas pueden ser algunos ejemplos para compartir en grupo. Disfrutar del baile con frecuencia o realizar competencias de natación son otras ideas que puede implementar sin arrugarle la cara al ejercicio.