• |
  • |

Sus playas de arenas blancas, las olas salvajes y montañas que la rodean, hacen de la bahía de playa Gigante, un paraíso para los amantes del surf y para las personas que quieren disfrutar de unas vacaciones cerca del mar.

Las opciones de diversión en este rincón de Nicaragua son diversas. En el lugar se puede disfrutar de momentos de paz, acostado en una hamaca a la sombra de un rancho de paja, viendo el sol caer sobre las aguas del océano Pacífico o se puede practicar deportes de mucha adrenalina como el rapel.

Atractivos

Si te gusta la adrenalina tus próximas vacaciones deben apuntar hacia playa Gigante, en el municipio de Tola, Rivas. Las olas en este lugar son ideales para surfear y si no sabes surfear existen opciones para aprender este popular deporte que cada día gana más seguidores. John Eames, un estadunidense afincado en el país desde hace 8 años brinda esta clase de lecciones.

Si tu sed por la adrenalina trasciende, en Gigante la puedes saciar. En la bahía existe una montaña con unos 95 metros de altura que es llamada por los comunitarios el Pie del Gigante y desde lo más alto puedes descender al acantilado y practicar el rapel. Desde la cima de la montaña, puedes disfrutar de una vista única de un mar azul.

Montar a caballo alrededor de la costa es otra alternativa de diversión que se ofrece en la paradisíaca playa.

Pesca deportiva

Si quieres un paseo poco convencional y disfrutar con amigos y la familia tienes que apuntarte a realizar un viaje en velero. En la bahía se ofrecen tours para 20 personas, en una cómoda embarcación donde puedes disfrutar en un paseo por el océano, que dura unas tres horas. A bordo de la embarcación de velas se puede disfrutar de todo tipo de bebidas, “snacks” y nadar en la profundidad del mar con poca gente a la vista. La música de la embarcación es una melodía suave.

Si te gusta la pesca puedes competir contra tus amigos, en un viaje que los llevará en busca del pez más grande, en medio de las aguas del Pacífico.

De hacer todas las actividades antes descritas, tendrás mucha hambre y sed.

El mejor lugar sin duda para saciar el apetito es Camino del Gigante, un restaurante frente a la costa, donde el menú es tan variado que puedes disfrutar de un pescado frito hasta una deliciosa pasta italiana, que es la especialidad de la casa. Algo peculiar de este local son sus deliciosas ensaladas elaboradas con vegetales orgánicos cultivados por comunitarios.

Las bebidas incluyen todo tipo de cervezas nacionales y extranjeras, así como deliciosos batidos y jugos naturales.

En Camino del Gigante, también puedes rentar una habitación para pasar la noche, las hay desde lujosas hasta más sencillas para la gente que hace de mochilero. Además desde allí se puede hacer reservaciones para realizar rapel, viaje en el velero, clases de surf o montar a caballo.

Playa Gigante es un lugar multicultural donde a diario llegan turistas de todo el mundo en busca de aventura extrema.