•  |
  •  |

En un estudio publicado recientemente en Estados Unidos, el autor del informe, el neurólogo y psiquiatra norteamericano Alan Hirsch expuso a varias mujeres a diferentes olores mientras controlaba su flujo vaginal, determinando que cuando olían estos tres productos, el flujo aumentaba un trece por ciento más de lo normal. Contrariamente a lo pensado, los niveles descendían notablemente cuando se les acercaba el aroma a carne, colonias o perfumes masculinos y cerezas.

 El científico, también conocido como Dr “Smell” (palabra que en inglés significa “oler”), intenta que esta revelación sirva para mejorar la calidad sexual de las parejas.

Olor y sexo

 La relación olor - sexo, según el especialista, está íntimamente vinculada ya que los aromas pueden traer a la mente de las personas imágenes que reducen las fobias y que aumentan el apetito sexual. Otra de las explicaciones es la relación directa entre el olfato y cierta parte del cerebro.

Siempre se ha considerado al olfato como un sentido menor, pero a la hora del sexo es vital su presencia. “El olfato puede responder con una intensa excitación sexual sin ser consciente de la causa que lo produjo”, asegura el otorrinolaringólogo argentino Mauricio Lapeda.

 El especialista norteamericano también ha desarrollado varias investigaciones donde confluye el sentido del olfato y la relación que éste ejerce sobre la personalidad del ser humano.

 

Perfiles de “personalidad aromática”

Frutas

Perseverantes y ambiciosas. Altaneras y líderes naturales

Talco de bebé

Mentalidad abierta, impulsiva, arriesgada, se aburren con la rutina diaria.

Café

Llena de energía, vive el momento

Pan y alimentos horneados

Le huyen a la crítica y al rechazo, personalidad callada y sin pretensiones.

Flores

Cautelosa, intelectual, introvertida

Olor a la naturaleza

Idealista, organizada y productiva

Jazmín, lavanda

Rebelde, le gusta establecer sus propias reglas


SI

SIETE de cada DÍEZ hombres considera el aroma como una de las principales armas de seducción.

 

NO

25% De los hombres que ha perdido su olfato también ha perdido su función sexual, según estudio en Estados Unidos