•  |
  •  |

El vino tinto contiene taninos, unas sustancias que tienden a secar la boca y hacer que los dientes queden más "pegajosos”. Tanto el vino tinto como el blanco contienen un ácido erosivo que ocasiona que las manchas de otros alimentos y bebidas se instalen más profundamente en los dientes. DREAMSTIME/END