•  |
  •  |

Una gira al norte del país puede ser tu mejor alternativa en fin de semana, y qué mejor manera de hacerlo si no es visitando los pueblos de Jinotega, en donde se puede disfrutar de hermosas vistas panorámicas, turismo religioso, el avistamiento de aves, tour de kayak, canopy, entre otras actividades recreativas. Apanás Tours es una alternativa para hacer turismo en esta zona del país, particularmente en Jinotega. Esta es una turoperadora local que te ofrece la oportunidad de disfrutar del esplendor del paisaje norteño y conocer un poco más de Nicaragua con paquetes accesibles.

Martin Zeas, gerente de la empresa, explica que la idea es ofertar paquetes accesibles a turistas nacionales y extranjeros; para esto la turoperadora establece alianzas con prestadoras de servicios de la zona y guías locales.

Turismo y religión

Existe una diversidad de ofertas, por lo general los paquetes se hacen al gusto del cliente y pueden optar por disfrutar de la naturaleza, hacer turismo de aventura o turismo religioso.

Un paquete de turismo de aventura podría incluir una excursión de kayak en el lago de Apanás, el más grande lago artificial de Centroamérica, complementado con un paseo de canopy en las montañas de San Rafael del Norte. Este paquete se hace en un día y el costo depende del tamaño del grupo y si requieren de alimentación y transporte.

En el turismo religioso se contempla la visita a la catedral de Jinotega, una de las más lindas de Nicaragua, que cuenta con una de tres imágenes que hay en el mundo del Cristo Flagelado; la visita a la Peña de La Cruz y a la iglesia de San Rafael del Norte.

Las reservas naturales son otro potencial turístico del norte. Entre ellas está la Reserva Danli El Diablo, en donde los visitantes pueden disfrutar del avistamiento de aves, con muchas probabilidades de conocer la belleza del quetzal, que visita esta región entre los meses de junio y julio.

Boom turístico

Jinotega está recibiendo muchos turistas, y aunque aún no alcanza el boom turístico, tiene bastante demanda. “Pero esto es un proceso y estamos seguros de que el norte de Nicaragua va a crecer”, asegura Zeas.

En comparación con el año pasado, se recibe un 100% más de visitantes. Apanás Tours atiende un promedio de 30 turistas nacionales y 20 extranjeros al mes; también se suman visitas estudiantiles o de organizaciones diversas.

“Las reservas naturales nos tienen con un clima envidiable, hay muy pocos sismos… los pueblos del norte hasta en eso son tranquilos”, asegura.

Lo más gustado

El proceso de producción de café en la finca Los Papales, ubicada en un cerro al este de la ciudad, es uno de los destinos preferidos por los turistas extranjeros. Aquí los visitantes tienen la oportunidad de ver todo el proceso de la producción cafetalera, desde cómo se siembra, el proceso de beneficiado, bien sea húmedo o seco, hasta cómo sale empacado hacia el puerto.

Los nicas prefieren la historia del padre Odorico D’Andrea y la cerámica negra elaborada por las industriosas manos de las mujeres norteñas. La visita a la capilla del Tepeyac acerca al turista a la historia del padre franciscano de origen italiano que vino a San Rafael del Norte en los años cincuenta, realizó obras sociales en los pueblos norteños y, por ser muy devoto de la virgen de Guadalupe, construyó la capilla. “No se van a arrepentir, los estamos esperando con la calidez y la autenticidad del pueblo norteño que todavía conservamos… si usted quiere ver cómo vivimos los nicas, venga a los pueblos norteños de Jinotega”, invita Zeas.

Turismo

Apanás Tours es una iniciativa local que ofrece atención especializada a turistas nacionales y extranjeros. Las tarifas van de los 30 a 45 dólares por persona e incluyen recorridos por las montañas de Jinotega, San Rafael del Norte, El Cuá y el Macizo de Peñas Blancas.

Sigue al autor en Twitter: @jisaacdelg