•  |
  •  |

¿Sabías que las mujeres tenemos mayor riesgo de presentar un infarto al corazón luego de la menopausia? Esto es preocupante y se asocia al cambio hormonal propio de este período, en donde los ovarios dejan de producir estrógenos.

Estar conscientes de esta situación nos permite implementar algunas estrategias que facilitan modificar este riesgo. Por esto quiero que tengan en cuenta algunas recomendaciones:

PREVIENE

Luego de la menopausia es importante tener más conciencia de prevenir que de curar, por esto se requiere asistir con regularidad a donde los médicos de confianza y chequear de manera completa los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, entre otros. Además no olvidar la importancia del PAP, mamografía y densitometría ósea.

ACELERA

Con los años nuestro metabolismo se hace más lento y por tanto es necesario ordenar nuestro estilo de vida de manera que estos cambios no se hagan tan evidentes. Recuerden comer cinco a seis veces al día.

MUÉVETE

Si llegaste a los 50 sin hacer ejercicio, ¡nunca es tarde! Comienza cuanto antes, el ejercicio mejora tu condición cardiorrespiratoria, controla el estrés, fortalece la masa muscular, mejora el sueño y promueve el movimiento intestinal.

CARBOHIDRATOS

Escoge los carbohidratos que tu cuerpo quema más fácil y que se acumulan menos a nivel del abdomen, estos son: los frijoles, lentejas, garbanzo, panes y pastas integrales, papa con cáscara, quinoa y tortilla de maíz natural.

ANTIOXIDANTES

Es necesario incrementar el consumo de oligoelementos como las vitaminas, minerales y antioxidantes. Para lograr este objetivo se deben consumir idealmente 4 a 6 tazas de vegetales de todos los colores posibles, para acompañar los tiempos de comida. Además incluir polifenoles e isoflavonas que se encuentran presentes en la soya y en bebidas tan comunes como la cerveza, el té verde, entre otros.

FRUTAS

Consume dos a tres porciones de frutas en el día; inclúyelas bien sea acompañando el desayuno o como meriendas.

 

INCREMENTA LOS NIVELES DE HDL

Para esto es necesario implementar el ejercicio de forma rutinaria, consumir mayor cantidad de omega 3, disminuir el tabaco e incrementar el consumo moderado de bebidas que tengan la propiedad de incrementar este colesterol limpiador de arterias. La cerveza ha demostrado que, aparte de tener gran cantidad de antioxidantes, polifenoles y omega 3, incrementa los niveles de este colesterol HDL, que es el que se encarga de limpiar las arterias. Por tanto, su consumo moderado es útil para este particular.

MENOS GRASAS

Se debe disminuir el consumo de grasas y estas además deben ser de buena calidad, para asegurar que no se acumulen a nivel del árbol arterial.

Como ven, todos estos cambios son fáciles de implementar y en conjunto disminuyen el riesgo de presentar un infarto. ¡Modifica tu estilo de vida para gozar de la salud que te mereces!