•  |
  •  |

Estimadas lectoras, muchas de quienes hoy leen mi artículo están en mi misma situación: esperando al tan deseado bebé. Asimismo, estamos pasando por un montón de cambios hormonales y físicos a los que no estamos acostumbradas, pero estos son parte de la belleza de experimentar la maternidad.

Dichos cambios son a veces de humor o físicos, pues definitivamente nadie se escapa de ellos. Sin embargo, sé que nos querremos ver bien durante este período y en muchas ocasiones no sabemos qué tipo de ropa es la que nos favorece, de acuerdo al tipo de “panza” que tenemos y por el tipo de cuerpo que se nos va torneando mientras las semanas pasan.

Actualmente me encuentro en un punto que cuando me veo en un espejo, estoy en una situación incómoda, pues aún no se nota que estoy plenamente embarazada. Sé que definitivamente hay una panza que de pronto parece de gordura. Es duro, como mujer de pronto verse así, pero es una realidad que a la vez compensa con la ilusión de saber que en pocos meses tendrás en tus brazos a tu bebé, quien llenará tu vida de felicidad y le dará un giro y sentido distinto a tu vida.

En esta ocasión, les quiero compartir recomendaciones sobre el vestuario adecuado, según nuestra tipo de barriga.

Si tú eres de las embarazadas que tiene la barriga grande y en general todo se ve grande, mi recomendación es optar por los colores oscuros; trata de atraer la mirada hacia el escote con algún accesorio vistoso y disimula un poco la parte de la cintura. Opta por blusas y pantalones en tonalidades oscuras. Las blusas te pueden favorecer con escote y en tonos sólidos. Los boleros largos son excelentes para tapar detalles y disimular la pancita.

Talle imperio

Si tienes una panza baja, los talles imperios te ayudarán mucho, pues visualmente harán que te veas mejor y los escotes siempre atraerán la mirada, dando un poco de balance a tu figura. Las faldas cortas también pueden ser una buena opción, porque atraerán la vista a tus largas y delgadas piernas.

Si tu panza es alta, puedes optar por utilizar vestidos cruzados o que tengan cortes, justo debajo del busto para que se note la diferencia entre tu busto y la barriga. Accesorios como fajas divisoras altas, también te pueden ser de mucha utilidad.

Ahora para las pancitas pequeñas y de cuerpos delgaditos, lo ajustado siempre queda lindo. No hay nada más lindo que ver a una embarazada talladita; esto se ve y luce perfecto en este tipo de cuerpo.

En esta edición podrán ver algunos looks que monté para darle idea a mamá sobre atuendos que pueden lucir para las distintas ocasiones, espero les guste.