•  |
  •  |

MANAGUA•END/ Hace poco terminé el libro “Outliers”(traducido como “Fueras de Serie”) por el escritor Canadiense Malcolm Gladwell. En su libro, Gladwell define la clave del éxito no en el talento, lo cual es importante, sino detrás de todas las horas de trabajo duro, compromiso y esfuerzo. Pone como ejemplo al grupo The Beatles, quienes antes de convertirse en lo que fueron empezaron tocando en pequeños locales por muchas horas, todos los días.

¿Sabían ustedes que los diamantes en su estado natural, son brutos, no solo sin pulir, pero sobre todo ni siquiera se parecen a un diamante, son un simple pedazo de carbón?

Existen diamantes ocultos en nosotros. No, no los fragmentos de carbón, sino las habilidades dentro de cada uno, creadas por la combinación de presión y tiempo. Estos talentos y habilidades ocultas, una vez expuestas debido a un arduo proceso pueden crear un brillo para que el mundo aprecie. La decisión de explotar tus talentos es diaria.

Cuantas horas en realidad vas a requerir, no sé, pero concuerdo con Gladwell en que toma tiempo, dedicación y trabajo. Mientras mayor sea tu sueño, mayor será la cantidad de horas que debes de sacrificar y comprometer para alcanzar tus resultados.

La presión que uno debe enfrentar no se hizo para agobiar a las personas, sino para hacerlas mejores. Esto implica que siempre hay que dar el mejor esfuerzo y luego dar un poco más cuando sienta que ya no queda más en el sistema. Recuerden que mientras menos imperfecciones tenga un diamante, por más presión pasó.

Acción

Cuántas personas no conocen que desean ponerse en forma, pero no están dispuestos a cambiar sus hábitos alimenticios o asumir una rutina de ejercicio o de manera general, personas que no siguen sus sueños por temor. Para alcanzar esa grandeza que es su meta, debe de pasar por pruebas, pruebas que les ayuden a crecer. Todo en esta vida es un proceso, el vivir es un proceso en el cual tú tienes elección. Para muchos un pedazo de carbón quizás es algo feo y hasta sucio sin mucho valor; pero quién podría pensar que de un carbón, gris y feo saldría tanta belleza y brillo tan único que deslumbra a cualquier ser humano. Hoy no es primero de enero, es el primer martes del mes de junio de 2014, ojalá sea la fecha en la que muchos recuerden que decidieron hacer un cambio para mejorar. Te pregunto, ¿estás dispuesto a soportar la presión que viene con querer ser una mejor versión de ti?