•  |
  •  |

En 2013, Gema Manzanares y María Martha Escobar comenzaron un proyecto ciberfeminista en Nicaragua llamado “Enredadas”. Partieron haciendo actividades con el apoyo del Centro Cultural de España y luego se enfocaron en realizar campañas en redes sociales. Este mes esperan comenzar un ciclo de videoconferencias con activistas y expertas de otros países.

 

¿Cómo definirían al grupo de las “Enredadas”?

Gema: Para nosotras es un sitio con contenido ciberfeminista. Esto es esta corriente que muestra el arte, la tecnología y el feminismo; nosotras hemos tratado de encaminar los contenidos en esas tres direcciones y además incorporar otras ramas, por ejemplo, el software libre como una apuesta feminista. A nosotras nos interesa trabajar desde la autogestión y mostrar que no es necesario tener recursos y tener un apoyo para hacer cosas; así el internet nos ha permitido hacer contacto y estar en comunicación con mujeres de otras partes del mundo.

 

¿Por qué nació el ciberfeminismo?

G: El ciberfeminismo nace en los 80, con el auge de internet. Es una propuesta que parte del feminismo, pero con el fin de reconstruir el espacio de internet como un lugar donde no se reflejen los mismos roles de una sociedad real. Era una propuesta para dejar atrás los roles de género y construir una nueva sociedad a partir de internet.

 

¿Se logró?

G: Ha evolucionado, porque las personas que utilizan internet, son las personas reales. Cargan sus prejuicios y machismo a la red.

María Martha: Una práctica feminista es no abandonar esos espacios. Aunque sean hostiles y machistas. Por ejemplo, si te ponés a pensar en Facebook como tal, fue creado por dos hombres para ver a las mujeres con fines sexistas. Hay muchas páginas feministas que han sido bloqueadas o censuradas por el mismo Facebook, y hay acciones de denuncia de otras páginas que invitan a explotar a las mujeres y en que se muestran como un objeto sexual, pero no las cierran. Una apuesta es no salirse de esos medios, estar dentro, pero con mensajes alternativos.

 

Ustedes son usuarias del software libre, ¿usan este espacio para promover entre mujeres el uso de este tipo de sistemas?

M: Sí, totalmente. De hecho, ha habido algunas ferias y cosas así de software libre. Nosotras hemos ido. Porque igual es como un espacio tomado por los hombres y controlado por ellos. Hemos ido tratando de visibilizar que hay mujeres y ahorita en una de las videoconferencias que estamos organizando, queremos hacerla sobre el software libre y también analizar cómo es la participación de las mujeres en esa cultura con una experta.

 

¿Cuál fue la reacción de los miembros de grupos de software libre al conocerlas a ustedes?

G: Creo que esto es una novedad para muchos. Creen que todo está perfecto, porque al analizarse a uno mismo y los espacios que uno está construyendo es difícil... y que vengan dos locas a cuestionarlo.

M: El año pasado hubo un evento internacional donde había varios ‘stands’ de tecnología. Estaba los de software libre y estábamos nosotras también. Ellos llegaron a nuestro ‘stand’ y nos preguntaron si usábamos software libre, y quién nos enseñó. Les respondimos que nosotras misma aprendimos solas. Ellos creen que solo ellos saben y que solo ellos pueden enseñarlo. No que vos misma lo puedes hacer. Nos dijeron que nuestro proyecto les parecía interesante, porque sin ser informáticas hacemos esto. Es raro que dos mujeres que no son informáticas estén en esto.

 

¿Mantienen una relación?

G: Nos han invitado. Hay un respeto y cierto reconocimiento.

M: Se sienten que es un territorio como de ellos, como que estamos invadiéndolo por ser mujeres, por no ser informática y por usarlo con fines feministas.

G: Pero no solo los de software libre, sino la comunidad de tecnología en general en Nicaragua. Hemos estado en otros espacios donde la gente se interesa, pero siempre tiene sus críticas.

 

Nos interesa hacer crecer la relación que establecemos con nuestros seguidores. Tenemos una página pequeña, pero bastante activa. Está constantemente actualizada”.

María Martha Escobar.

 

“ENREDADAS”

Gema Manzanares

Ciberfeminista

Edad: 26

Profesión: Comunicadora Social

Egresó el 2008 de la Universidad Centroamericana (UCA). Realizó un diplomado de Comunicación, Género y Desarrollo Humano.

 

María Martha Escobar

Ciberfeminista

Edad: 26

Profesión: Comunicadora Social

También estudio en la UCA. Además de cursar un diplomado de Comunicación, Género y Desarrollo; actualmente, estudia uno en Periodismo Digital.