• |
  • |

Nemer El Nakour conoció a su pareja Chadiat Maboussi hace seis meses en el patio de comidas del centro comercial Galerías Santo Domingo, en Managua. Ambos son de Líbano, pero la casualidad los hizo encontrarse en Nicaragua. Hoy dirigen un restaurante de comida árabe que es embajador de su tierra en el mismo punto donde encontraron el amor.

Su país, Líbano, se ubica en Oriente Próximo y tiene alrededor de 4.8 millones de habitantes. La totalidad de su frontera oeste conoce los rumores del mar Mediterráneo, donde en la tradición culinaria predominan granos enteros, frutas, vegetales y sobre todo carnes rojas como la del cordero. El restaurante Casa del Kebab ofrece gran parte de estos pintorescos y apetitosos sabores a los nicaragüenses. Algo nuevo que vale la curiosidad de quienes disfrutan de la buena comida.

Juan Carlos Ampié, mánager del local, afirma que lo que más busca la gente es el kebab “shawarma”, hecho de pan de pita con carne de cordero, pero tienen diversas propuestas para todos los gustos. “También tenemos kebabs de cordero o pollo en pinchos cubiertos con queso; hacemos variantes del kebab ‘shawarma’ tradicional, agregándole pollo; tenemos el tradicional humus, que es un puré de garbanzos y zumo de limón acompañado con pan de pita fresco o tostado; tenemos hojas de parra, uva o repollo rellenas con ‘filet mignon’, arroz y mantequilla; preparamos ensaladas como el tabule con salsa tahini, hecha a partir de semillas de sésamo, y muchos platillos más”, describe Ampié.

Por si no fueran suficientes razones para darse una vuelta, en Casa del Kebab siempre tienen ese postre atrayente en prácticamente todo el mundo árabe llamado “baklava”, que es un pastelito hecho con una pasta de nueces trituradas distribuidas en ‘pasta filo’, que recuerda a la hojaldre. En el restaurante los hacen de pistachos, almendras y marañón.

Probá algo nuevo

Decir que ya probaste la gastronomía libanesa e incursionaste con el paladar en la cultura árabe es fácil y cómodo: Casa del Kebab pone a girar la carne de cordero en su inconfundible asador vertical de lunes a domingo, de 10:00 de la mañana a 10:00 de la noche. Sus precios son bastante accesibles.

"Nicaragua es un país muy diferente de Líbano, pero nos gusta mucho. Tenemos proyectos de crecer y abrir más restaurantes para continuar el intercambio cultural".

Chadiat Maboussi

Propietaria de Casa del Kebab.

1 año cumplirá el restaurante árabe el próximo mes de julio.