•  |
  •  |

Si la sensación de zozobra está en tu cabeza y no sabés qué pensar sobre las actitudes extrañas de tu pareja; hoy te presentamos una lista de pistas que pueden ayudarte a conocer si la mujer con la que estás te es infiel. Si bien ellas tienen menos tendencias a traicionar, existen tres rezones que las pueden llevar a caer en la tentación: insatisfacción sexual, venganza por “cuernos” o simplemente búsqueda de nuevas experiencias.

Esta es la lista de señales de alarma para descubrir si estás siendo víctima de infidelidad femenina, elaborada por la terapeuta emocional Karen Langebeck.

Ligera separación. Ella te pide un tiempo porque siente que tiene una crisis de la edad y hasta te pide que abandonés la habitación que comparten y que le des su espacio.

 

Más guapa. Cambia su guardarropa, baja de peso, se opera, va al salón de belleza más seguido y se alimenta de manera distinta a como normalmente lo hacía.

 

Irrespeto. No quiere que la acompañés a reuniones de trabajo o con amigos, se ha vuelto agresiva y distante y utiliza palabras despectivas hacia vos.

 

Destaca tus defectos. Se ha “saltado” etapas de su vida, lo que le ha impedido vivir lo suficiente antes de un compromiso a largo plazo y te dice que sos un hombre inmaduro.

 

Gasto. Hay aumento de consumo en llamadas (celular, fijo, Skype); pasa demasiado tiempo frente al computador y escribe constantemente en su celular, no se separa de este y lo mantiene con claves.

 

Comportamiento fuera de lo común. Ella ha empezado a cambiar después de ingresar a un trabajo nuevo o iniciar estudios y en la relación hay problemas de comunicación, se evaden los problemas o se enfrentan con peleas y conflicto.

 

Cambios rutinarios. En varias oportunidades ella ha llegado más tarde de la hora normal y con olor a alcohol, al punto de que el dinero del mes no le alcanza lo suficiente para cubrir sus gastos como lo hacía normalmente. Esconde sus extractos bancarios.

 

Te aparta. La relación se ha vuelto monótona y rutinaria, en el hogar ella prioriza su rol de madre por encima de la pareja, evadiendo responsabilidades y conflictos. Adicionalmente hay algunas condiciones que pueden aumentar la probabilidad de que seás víctima de una infidelidad y esas son: que sos un hombre controlador y desconfiado, que tu familia no la quiere u olvidás fechas importantes o no les das el valor que tu pareja reclama.

 

Apatía. Ella dice que sus sentimientos por vos han cambiado y te rechaza sexualmente o inventa motivos de evasión (dolores, día del mes, cansancio, alergias, etc.).

 

Ser un hombre controlador y posesivo insta a las mujeres a cansarse de la relación y ser infieles. Además, si sos un mal amante, esto llevará a tu pareja a buscar placer con otros hombres.