•  |
  •  |

El metabolismo está compuesto por todos los procesos físicos y químicos de las células que convierten o usan energía, tales como respirar, crecer, o funciones como la circulación sanguínea.

Sobre este proceso se dicen muchas cosas, algunas de ellas no son necesariamente ciertas. La Dra. Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife, explica algunos mitos y verdades acerca de este tema.

 

Primer mito: el metabolismo se vuelve más lento con la edad.

En realidad, el metabolismo se vuelve más lento si una persona tiene más grasa que músculo, y esto pasa cuando no se hace ejercicio. La tendencia del cuerpo humano es que cuando envejece, pierde masa muscular y aumenta grasa; pero si una persona se mantiene activa, el metabolismo debería mantenerse funcionado bien.

 

Segundo mito: su metabolismo es así y no se puede modificar.

Falso. El metabolismo puede mejorar su función cuando hay mayor masa muscular y menor grasa. Para lograr esto usted debe darle al cuerpo los nutrientes necesarios, hacer los tiempos alimenticios adecuados y realizar actividad física.

 

Tercer mito: Se queman más calorías en la digestión de alimentos y bebidas heladas que con alimentos a temperatura ambiente o caliente.

No es cierto. El cuerpo no invierte más energía en termorregular las bebidas o alimentos, por tanto, consuma los alimentos como más disfrute.

 

Cuarto mito: si se reducen las calorías, el índice metabólico se hará más lento.

Esto no es un mito, es una realidad. Si usted come menos calorías de lo que su cuerpo necesita, es posible que su organismo pase a un "estado de estrés", y como mecanismo de defensa para ahorrar grasa y mantener reservas para eventual escasez, es posible que se reduzca el índice metabólico. Por el contrario, si consume lo que su cuerpo necesita y gasta calorías mediante el ejercicio, bajará de peso.

 

Quinto mito: si deja de cenar, como el metabolismo es más lento durante la noche, perderá más peso.

No existe evidencia científica que respalde esta afirmación, pues no se ha comprobado que si usted se abstiene de cenar, su cuerpo perderá más peso que si se abstiene de otra comida durante el día. La recomendación es hacer una ingesta balanceada de calorías durante todos los tiempos de comida y no saltarse ninguno.

 

Sexto mito: las personas delgadas tienen metabolismos más rápidos.

Muchas personas delgadas son así por hábitos aprendidos en la casa, por factores genéticos o porque son muy activas; pero no necesariamente tienen un metabolismo más acelerado.

 

Séptimo mito: la edad, el sexo y la raza no afectan la tasa metabólica basal.

En realidad sí la afectan, porque cada raza tiene hábitos diferentes y preferencias alimenticias también. Debido a esto, el metabolismo podría trabajar distinto.

Con la edad muchas personas tienden a variar sus preferencias alimenticias, pues por falta de tiempo no consumen los alimentos que necesitan o disminuyen su actividad física, y por tanto, acumulan más grasa que músculo.

En cuanto al sexo, las mujeres genéticamente tienden a almacenar más grasa en el cuerpo, mientras que los hombres tienden a ser más musculosos. En parte esto explica, por qué queman más calorías y pierden peso más fácilmente que las mujeres, así como su metabolismo es más rápido.

 

3 tiempos de comida debe realizar diariamente.