• |
  • |

La depilación es un proceso que, por lo general, no resulta del todo agradable, y suele dejar la piel reseca y deshidratada. Por eso, si eres una de esas mujeres que buscan tener la piel suave y tersa, inclusive después de depilarte, no dejes de leer esto.

Tanto el aceite de oliva como el de girasol tienen grandes poderes hidratantes si se aplican sobre la piel luego de la depilación. Son absorbidos muy rápidamente y proporcionan la hidratación correcta, evitando enrojecimiento y sequedad.

Productos naturales

Otra buena opción es el puré de aguacate, que también se puede emplear para hidratar la piel luego de una sesión de depilación. Esta deliciosa fruta contiene un alto nivel de vitaminas A, D y E, además de grasas, por lo que ayuda a retener la humedad de la piel, a evitar el enrojecimiento, y, además, a eliminar algunas pequeñas arrugas de expresión con el uso continuo. Al tener una gran capacidad de penetración en la piel, se absorbe mucho más rápido que las cremas convencionales, por lo que su efecto es inmediato.

La miel también puede ayudarte. Aunque no lo creas, puede ser un humectante para la piel, que inclusive le brinda una gran cantidad de beneficios, entre los que figuran su gran poder antiséptico, antibacterial y antiinflamatorio, lo que ayudará a proteger tu piel de agentes externos, al mismo tiempo que la hidratas.