•  |
  •  |

Aceites, colágeno, proteínas o ácidos grasos son los mejores aliados para contrarrestar los efectos del sol sobre el cabello y devolverle su suavidad y resistencia.

Los diferentes cambios en el clima y aplicación de químicos debilitan el cabello, haciendo que pierda su brillo, tenga una apariencia seca y se abran más fácilmente las puntas. Por ello debemos mimar la melena, asegura Anthony Llobet, estilista de Tresemmé en España.

Algo en lo que coincide el doctor Víctor Salagaray, director de la Clínica Salagaray, quien aconseja tener cuidado con los “trucos caseros”, como utilizar zumos de frutas, mascarillas “naturales”, aceite, vinagre, ya que “algunos son eficaces”, pero pueden llegar a ser perjudiciales si no los prescribe un experto.

Según explica Llobet, la luz solar es muy beneficiosa para el cabello, ya que favorece la producción de vitamina D que ayuda a que no se caiga. “En definitiva, la luz del sol favorece que el pelo crezca sano”.

Por el contrario, “el exceso reduce las vitaminas de las células responsables de su crecimiento. El sol puede producir efectos más dañinos que los tintes”, indica.

La sal del mar tampoco es beneficiosa, porque le quita la humedad, “y le da aspecto mate, además de producir encrespamiento”, lo reseca, advierte el estilista.

“Independientemente de que nuestro cabello sea fino o grueso, debemos aplicar mascarilla una vez a la semana para hidratarlo y nutrirlo en profundidad”, aconseja Anthony Llobet: aporta un look mojado muy actual y el calor hace que la mascarilla nutra bien el cabello.

Mantener la hidratación

Ambos expertos coinciden en que es necesario dejar el uso diario de los secadores y planchas, además de espumas y geles.

Mantener una dieta rica en alimentos ricos en Omega 3, como el salmón, las espinacas o los huevos. De este modo, ayudarás a mantener el pelo sano y con mucho brillo.

Klorane apuesta por productos naturales como el dátil del desierto o la manteca de mango para nutrirlos y darles suavidad.

El estilista Eduardo Sánchez propone un tratamiento de colágeno como “la cura perfecta para cabellos castigados, encrespados o faltos de vitalidad”. Un tratamiento, rico en proteínas que ayuda a reforzar el cabello por dentro y por fuera para darle brillo, cuerpo y suavidad.

El colágeno cohesiona tejidos y les da resistencia y elasticidad, cuando es escaso en el cabello se traduce en un pelo más fino, frágil, apagado y sin brillo.

 

SI aplicar mascarillas naturales para humectar el cabello.

 

NO debes planchar o secar diariamente la melena.