•  |
  •  |

La sonda espacial Rosetta fue lanzada en marzo de 2004 por la Agencia Espacial Europea, (ESA por sus siglas en inglés), y arribó al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko el pasado 16 de agosto 2014. Casi tres meses después, el 12 de noviembre, el módulo de aterrizaje Philae se desprendió de la sonda para descender sobre la superficie del cometa y recoger valiosa información.

Philae representa un hito en la exploración del espacio, ya que, según el sitio web de ESA, es la primera misión que se cita con un cometa, lo escolta en su órbita alrededor del Sol, y despliega un módulo de aterrizaje sobre él. Cabe destacar, eso sí, que la misión debutó hace diez años, y en ese tiempo eran pocos quienes sabían de su posible éxito.

Siguiendo esta estela, a continuación te presentamos dos misiones igualmente extraordinarias que ya partieron hacia sus destinos, más una que lo hará en 2018.

New Horizons

Objetivo: explorar el planeta enano Plutón

Operador: NASA

New Horizons es una misión espacial no tripulada de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA por sus siglas en inglés), con un destino histórico: explorar el planeta enano Plutón, sus satélites, y el Cinturón de Kuiper. Se estima que las imágenes de esta sonda superarán en resolución a las mejores imágenes logradas por el telescopio espacial Hubble. Sus operadores esperan que New Horizons “despierte” por última vez de su hibernación electrónica el próximo 6 de diciembre, estado al que ha sido sometido durante largos períodos de su viaje. Desde enero de 2006, la sonda ha estado 1.873 días en hibernación.

 

 

GAIA

Objetivo: trazar mapa tridimensional de nuestra galaxia

Operador: ESA

Gaia es una ambiciosa misión espacial de astrometría (o astronomía de posición) que trazará un mapa tridimensional de nuestra galaxia, la Vía Láctea, midiendo la posición y velocidad de aproximadamente mil millones de estrellas que son parte de la misma (y que representan el 1% de las estrellas en la galaxia), y determinará su brillo, temperatura, composición y locomoción a través del espacio.

Según Julio Vannini, presidente de la Asociación Nicaragüense de Astrónomos Aficionados, ANASA, la misión Gaia es de suma importancia porque brindará “la posición y distancia precisa de cada estrella y objeto, y eso indicará mejor nuestra posición dentro de la Vía Láctea, así como el desarrollo del movimiento del Sol a través de ella”.

 

 

OBSERVATORIO ESPACIAL JAMES WEBB

Objetivo: estudiar el espacio en frecuencia infrarroja y

ser el sucesor de los telescopios Hubble y Spitzer

Operador: NASA, ESA, CSA (Agencia Espacial Canadiense).

El James Webb es un observatorio espacial que todavía se encuentra en fase de desarrollo, y que estudiará el espacio en frecuencia infrarroja. Es el sucesor científico de los telescopios espaciales Hubble y Spitzer. Entre sus metas está: buscar las primeras galaxias u objetos luminosos que se formaron después del Big Bang, determinar cuántas galaxias evolucionaron desde su formación hasta el presente, observar la formación de estrellas desde sus primeras estancias hasta la formación de sistemas planetarios, y medir la propiedades físicas y químicas de sistemas planetarios e investigar su potencial de vida.