• |
  • |

En general, los hombres con leve sobrepeso suelen tener actividades ligeras, no tienen tiempo para realizar una actividad física o simplemente no se organizan para hacerlo. Sus hábitos alimentarios responden a la falta de tiempo y suelen comer lo que esté al alcance y sin preocuparse de la calidad.

Suelen también realizar tres comidas diarias en promedio siendo las más abundantes el almuerzo y muchas veces pasando casi por alto el desayuno.

Es importante entonces, realizar un cambio radical en los horarios de alimentación y sobre todo en la calidad y cantidad de alimentos que se consumen en cada horario, pudiendo mantener tres tiempos de alimentación y agregar dos colaciones durante el día. Por ello, en este tipo de personas el cambio más importante no consiste en disminuir la alimentación, sino ordenarse y saber hacer una selección adecuada de alimentos, para poder bajar de peso.

Indicaciones

Las preparaciones deben ser de preferencia a la plancha, al horno, a la parrilla o al jugo.

Utilice poca sal en sus preparaciones.

Coma lento y en situaciones agradables, ojalá en compañía de alguien.

Ingiera bastante líquido durante el día, de preferencia agua o té verde o rojo y distanciado de los horarios de alimentación.

El almuerzo debe llevar ensalada, proteína (pollo o pescado, más agregado de carbohidrato (arroz, puré, papas, fideos, etc. en la cantidad indicada).

La cena sin embargo, debe ir con ensalada, sin agregado de carbohidrato y con postre que puede ser consumido inmediatamente después de la cena.

Puede consumir sopas claras tipo consomé en almuerzo y cena, además de todo lo expuesto antes. Las sopas de sobre también puede consumirlas pero en forma menos frecuente porque contienen más grasa y mucha sal.

Procure realizar alguna actividad física en forma regular, aunque sea una caminata diaria a paso rápido por 30 minutos.

Elimine al máximo el hábito de fumar

Elimine por completo el consumo de alcohol excepto el consumo de una copa de vino café ocasionalmente en las comidas.