•  |
  •  |

En un vuelo de Miami a Los Ángeles me senté al lado de un caballero de cara familiar y traté de acordarme dónde lo había conocido. Antes del despegue le pregunté: “¿Nos conocemos?” y dijo: “No creo”. En ese instante me di cuenta que se trataba de Bobby Collins, quien me ha hecho carcajear en sus numerosas apariciones de televisión.

Durante el vuelo me asombró con fascinantes anécdotas de su vida. Me contó que los primeros años de su profesión fueron muy difíciles, casi imposible conseguir trabajo. Por fin, un día le llamó el dueño de un reconocido club de comedia para contratarlo. Bobby no podía creerlo, esta era la oportunidad que esperaba y una vez que se presentara en un club de ese calibre, se le abrirían puertas más grandes. Aunque el dueño le ofreció poco dinero, él exclamó: “Será un honor trabajar allí”. El dueño respondió: “Lo espero el 24 y 25 de diciembre”. Bobby titubeó y dijo: “Tengo planes con mi familia para la Navidad, ¿podría ofrecerme el trabajo en otra fecha?”, pero el hombre rudamente le aseguró: “Si no puede venir el 24 y 25 ¡olvídese del trabajo!”.

Asunto de valores

Como necesitaba desesperadamente el dinero y la oportunidad, aceptó, pero luego de colgar el teléfono sintió ira consigo mismo, llamó inmediatamente al dueño y le comentó: “Lo siento, pero en esas fechas no trabajo para nadie”.

Tres días después del incidente, a Collins le llegó un contrato mucho más grande en el que ganaría más dinero y fama, y por si fuera poco, era después de la Navidad. Entonces me confesó: “María, esta experiencia me mostró que en la vida existen prioridades que nunca debemos alterar. Primero es Dios, segundo es tu familia y tercero es tu carrera, siempre que he tomado decisiones personales o profesionales, basadas en este orden, no me preocupo por las consecuencias porque sé que hice lo correcto”. Antes de entrar al avión admiraba a Bobby Collins por su gran talento como comediante, pero a la hora del aterrizaje lo admiré aún más por sus valores como ser humano.

 

Para más motivación www.MariaMarin.com y escucha su programa de radio diariamente en Univisión América.