•  |
  •  |

Si bien la mayoría de hombres vive pendiente de conquistar a las chicas y recurre a cualquier cantidad de estrategias para lograrlo, hay otros que logran atraer a personas que no son de su interés y eso llega a convertirse en una tortura, porque no encuentran una forma adecuada para expresarles que no son de su agrado.

Sin duda, la situación es incómoda; sin embargo, según Elizabeth Clark, la autora de “El arte de seducir”, el hombre no tiene que sentir ningún sentimiento de culpa si atrajo a una persona a la que nunca le demostró el mínimo interés. Aunque si la sedujo y luego se dio cuenta de que no era compatible con él, tampoco debe asumirse como con la obligación de corresponderle, sino que debe aclarar la situación.

“En ocasiones, por el motivo que sea, decides que una persona no es para ti. Afortunadamente puedes rechazarla con delicadeza y sin necesidad de palabras, si emites las señales correctas con tu lenguaje corporal. No esperes llegar al límite para rechazar las atenciones indeseadas”, afirma Clark.

Asimismo, señala que cuando uno quiere alejarse de alguien, debe orientar los pies en la dirección hacia la que le gustaría dirigirse, porque de este modo se convence a sí mismo de que quiere marcharse y, a la misma vez, le deja claro a la otra persona que la intención es irse.


1 Gestos. Podés acariciarte la barbilla y luego apoyarte en el respaldo del asiento, o apoyar la cabeza en la mano y empezar a sonreír menos. Entonces entenderá que no estás a gusto.


2 Visión. Mostrás falta de interés cuando sonreís menos y cuando establecés menos contacto visual con la otra persona. Así que podés mostrar atracción visual hacia objetos o situaciones ajenas a esa persona.

 

3 Respuestas. Otra forma de decir ‘no me interesás’, sin tener que poner en tu boca esas palabras, es dando respuestas cortas en la conversación o bien dejando que el silencio se entrometa.


4 Barreras. Usá cualquier objeto para interponer una barrera física que te separe de ella. Eso le demostrará que no querés ningún tipo de acercamiento con ella y no tendrá más que desistir.