•  |
  •  |

Es sabido que el maquillaje está ligado a las tendencias de moda. Esta temporada, los labios se sellan con colores atractivos y luminosos que suben la autoestima.

"La barra de labios aporta frescura a la boca y luz a los pómulos", explica el director creativo de Guerlain, Olivier Échaudemaison.

Desde el coral al rojo intenso pasando por los morados y azules, los labiales imponen el color en los rostros.

Las más atrevidas apuestan por los flúores, los naranjas y los amarillos, tonos que apuntan notas transgresoras y vanguardistas, como se ha visto en el desfile de Donna Karan.

Los tonos "nude" siguen en auge y resultan ideales para ir al trabajo con buena cara, así como para salir a dar un paseo, tomar un aperitivo o comprar el periódico luciendo un maquillaje natural.

Aunque muchos estilistas y maquilladores apuestan por tonos muy parecidos al color de los labios para crear un "look" natural y favorecedor, otros prefieren recurrir al clásico rojo para potenciar la belleza femenina.

Corriente de besos

Los pigmentos rojos abanderan los tonos labiales, pero la mujer no suele vivir con un solo color. El fresa, el violeta, el coral y el marrón también se suman a la corriente de besos de colores.

También se llevan diferentes tonos en el mismo labio. "De tal manera que se puede pintar la parte superior del labio en un tono y en el inferior en otro", dice el maquillador José Miguel Belmonte, que explica que, "si se desea llamar la atención, puedes hacerlo con colores que contrasten, como el naranja y rojo”.

Se debe tener en cuenta –añade Belmonte– que "maquillar un labio más oscuro que otro provoca que, a simple vista, uno sea más grueso que otro, efecto que no favorece a todas".

Según Paula Reyero Fernández, jefa de prensa y relaciones públicas de L´Oreal París, los colores ofrecen apuntes de la personalidad: “Si una mujer elige una barra rosa, resulta ser dulce y pasional. En tanto que si escoge una roja, expresa más pasión y carácter".

El tono de labios que se escoge por la mañana es sinónimo de alegría, pasión, misterio e incluso cansancio o estrés. "La gama cromática de esta temporada contiene una carga extra de pigmentos de colores, lo que les convierte en labiales enérgicos y extrovertidos", asegura Reyero.

La moda se ha decantado por colores brillantes, sin perder de vista el extremo de los neón o flúor. "Creo que las tendencias no cambian, sino que evolucionan. Donde antes había un rosa brillante, ahora hay un lavanda rosado, o el naranja ha tendido al coral. Se varía en intensidad", apuntó Rahman.