•  |
  •  |

Calambres menstruales extremadamente dolorosos, dolor pélvico crónico, dolor durante o después de tener relaciones sexuales, dolor intestinal, evacuaciones dolorosas, dolor al orinar durante los períodos menstruales o menstruación abundante son solo algunos de los síntomas que provoca la endometriosis, una enfermedad que afecta principalmente a las mujeres jóvenes y que puede extenderse hasta la menopausia.

Según el ginecólogo Alberto Campos, la endometriosis es una enfermedad en la cual islotes de mucosa uterina (endometrio) se implantan fuera del útero. La mayoría de las veces los focos de endometriosis se encuentran en la zona pélvica (en sobre el peritoneo, en los ovarios, intestinos o la vejiga). Raramente, pueden encontrarse en otros órganos (piel o pulmones).

“Los focos de endometriosis están sujetos a la influencia de las hormonas del ciclo menstrual. Al igual que la mucosa uterina normal, que también se llama ‘endometrio’, los focos de endometriosis evolucionan de forma cíclica y sangran”, explica el doctor Campos.

Asimismo, el especialista destaca que la endometriosis no se puede curar y puede ser difícil para un médico descubrir si una mujer la padece, también puede ser complicado averiguar la mejor manera de tratar esta enfermedad.

Cómo detectarla

Campos recomienda que la mujer que sospecha padecer esta enfermedad, hable con su ginecólogo-obstetra debido a que es el único especialista capacitado para tratar esta enfermedad.

El doctor resalta que existen varias pruebas que un doctor puede realizar para averiguar si usted tiene endometriosis. A veces, se utilizan estudios por imágenes para obtener una “fotografía” del interior del cuerpo, lo que permite a los doctores localizar áreas más grandes de endometriosis.

Los dos estudios más comunes por imágenes son el ultrasonido y la imagen por resonancia magnética, IRM.

El médico agrega: “La única forma de asegurarse totalmente de que tiene endometriosis, es realizarse una laparoscopia”. Esta es una cirugía con anestesia general en la cual se coloca dentro de su abdomen un tubo con luz. El cirujano puede entonces revisar sus órganos y notar cualquier tumor o tejido de endometriosis.

Causas

El doctor asegura que nadie sabe con certeza qué causa esta enfermedad. “Una teoría es que durante la menstruación parte del tejido menstrual regresa al abdomen a través de las trompas de Falopio, donde se implanta y crece. Otra teoría sugiere que la endometriosis puede ser genética o puede llevarse en la familia, pero nadie sabe”, destaca Campos.

Algunas investigaciones desarrolladas en centros médicos de Estados Unidos sugieren que el sistema inmunológico de algunas mujeres “no funciona bien” y, por lo tanto, no elimina adecuadamente el flujo menstrual en la cavidad pélvica, dando origen a la endometriosis.

Tratamiento

La endometriosis no tiene cura. Sin embargo, existen tratamientos que tienen sus ventajas y desventajas. El especialista señala que “es importante que la mujer construya una buena relación con su doctor, para que puedan decidir cuál es la mejor opción de tratamiento”.

Entre las opciones para contrarrestar la enfermedad, se encuentra el tratamiento con hormonas para las mujeres que padecen dolores leves, hasta las cirugías para quienes padecen fuertes dolencias.