•  |
  •  |

Patricia Beretens es psicóloga y trabaja en talleres, donde explica cómo conseguir un mejor descanso. La especialista manifiesta que aunque cada persona tiene unas características, un patrón y una calidad de sueño, hay una serie de recomendaciones a seguir para tener una higiene del sueño adecuada:

Acostarse siempre a la misma hora

Esta medida sirve para regular el reloj biológico y crear una rutina a la que el cuerpo se acostumbre.

La cama es para dormir

Para que el cerebro asocie este sitio como lugar de descanso, no se debe utilizar para otra función.

Relajación: poner en práctica una rutina de ejercicios de relajación favorece la conciliación del sueño. Asimismo, hay que evitar la práctica de actividades estimulantes.

Ni alcohol ni cafeína

Se desaconseja consumir sustancias excitantes antes de dormir. Además, el alcohol tiene un efecto diurético que aumenta la necesidad de ir al baño.

Cenar ligero

La sensación de pesadez perjudica el descanso. Aunque cada persona sabe qué alimento le sienta mejor, es aconsejable no tomar alimentos pesados en agua o picantes a partir de las 6 de la tarde.

Comodidad

Se recomienda dormir sobre un colchón apropiado y con una almohada adaptada a la columna cervical.

Ambiente

Lo ideal es una temperatura confortable, ni mucho frío ni mucho calor, una iluminación tenue y sin ruido.

Cuidado con la medicación

No se debe tomar medicamentos que no hayan sido previamente prescritos por un médico, ya que podrían agravar el problema.

Vida activa

Practicar una actividad física con regularidad que esté acorde con la salud de la persona es recomendable, siempre que se realice en las últimas horas del día, porque activa a esa persona.

No obsesionarse:

poner mucho esfuerzo en conciliar el sueño puede generar nerviosismo y producir un efecto contrario al deseado.

Cuidado con las siestas

Las siestas permiten tener un mejor rendimiento diario, pero también pueden generar más insomnio por la noche. Por ello, debemos controlar cuánto tiempo dormimos a lo largo del día" y aprender a regular el propio patrón de sueño, de tal forma que cada quien ponga conciencia y responsabilidad en su higiene del sueño, concluye. Lo más recomendable es dormir una siesta de 20 o 30 minutos.

 

6:00 p.m. en adelante no se recomienda ingerir alimentos pesados.

 

20 minutos es lo recomendable para tomar una siesta.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus