•  |
  •  |

Muchos comienzan a ordenarse para perder unas libritas antes de las fiestas de Navidad y fin de año. Es una buena iniciativa, aunque lo más importante y duradero es establecer cambios en los hábitos que nos permitan estar saludables de forma permanente.

Diariamente tengo dificultades con las personas que viven fuera de Managua o que tienen que viajar a los departamentos por trabajo, quienes desean mantener su orden con el tipo de alimentación que deben consumir. No se encuentran productos integrales y con buena cantidad de fibra: las bebidas light están muy limitadas, los lácteos bajos en grasa son escasos, en los restaurantes hay poca oferta de vegetales y de ensaladas, y optar por helados light o meriendas saludables es aún más difícil. Por esta razón, quiero darles algunas recomendaciones útiles para que la salida de Managua o la residencia fuera de la capital no dificulten y hagan zancadilla a los buenos propósitos:

No olvides siempre mantener tus cinco a seis tiempos de comida.

Si tus viajes son de trabajo, trata de comer en casa hasta último momento o lleva algunas opciones de comidas sanas como parte de tu equipaje.

Mantén siempre en tu bolso de mano o en tu billetera unos cuantos sobrecitos de edulcorante artificial.

Sugiero que intensifiques el consumo de agua, que prefieras soda sin sabor o alguna limonada natural que endulces con el edulcorante de tu preferencia.

Lleva algunas frutas que sean transportables y que se conserven por algunos días sin refrigerar (manzana, guayaba, perote, mamones chinos o mangos), sino busca alguna ensalada de frutas en el lugar donde te encuentres. Recuerda que las frutas son una excelente merienda.

Meriendas de 100 a 150 calorías: galletas integrales, porciones pequeñas de rosquillas, galletas de soda, paquetes pequeños de maní, almendras o marañones, porciones de ¾ taza de cereal seco o ½ taza de granola para picar son buenas opciones.

Es bueno transportar cajitas de leche descremada, que pueden ser usadas con cereal para improvisar un desayuno saludable, y que también pueden ser merienda.

Si viajas en el día, puedes llevar tu minihielera para refrigerar algunos yogures o un batido de frutas que puedas consumir durante el día.

Si tienes que comer en restaurantes, recuerda optar siempre por las opciones más saludables: evita las frituras y pide las carnes asadas o a la plancha, acompañadas con las guarniciones menos grasosas como la tortilla de maíz, el plátano o maduro cocido, y los frijoles en bala.

Trata de incrementar la cantidad de vegetales y de ensaladas en cada tiempo de comida, o pide un extra para asegurar un consumo de fibra adecuado. Las salidas fuera de casa o las dificultades para encontrar productos saludables no deben obstaculizar tu objetivo: estar saludable y querer lucir mejor.