•  |
  •  |

El sol resulta un arma de doble filo cuando no sabemos lidiar con él. Es agradable el reflejo en el espejo cuando tenemos un bronceado perfecto, pero cuando se nos pasa la mano o no tomamos las precauciones necesarias, las quemaduras producen el efecto contrario en nuestro ánimo.

Según el sitio imujer.com existen algunos mitos sobre las quemaduras y los cuidados que necesita la piel cuando se te fue la mano con el bronceado.

Mito

Aplicar protector solar en la quemadura para evitar que continúe el daño

La idea es aplicar protector solar en la piel ardiente por la noche, para que este actúe aliviándola, incluso llegando al interior de la piel. Lo cierto es que algunos protectores contienen óxido de zinc, que actúa como antiinflamatorio, y que podría ayudar a la hinchazón.

Sin embargo, otros productos podrían irritar aún más la quemadura de sol. De todas maneras, usar protector solar a la noche solo servirá como humectante. Existen otras soluciones mejores en el tema.

Verdad

Aplicar vinagre en la quemadura

El vinagre posee muchos beneficios antibacterianos, y en el caso de las quemaduras de piel, puede ayudar a secar un poco la piel desde afuera y prevenir enfermedades. Sin embargo, no hay que olvidar que el vinagre es un ácido después de todo, y también puede quemar tu piel, resultando tanto o más doloroso que la quemadura por el sol. Para usar vinagre en la piel, puedes mezclar en igual proporción con agua, y recién ahí usar para curar una quemadura.

 

Verdad

Productos mentolados ayudan a enfriar la piel

El mentol y el alcanfor son calmante para el dolor leve, por lo tanto, usar cremas con estos componentes, puede ayudar en las quemaduras por el sol. Así que si tienes uno de estos productos en mano, aplícate y no escatimes en la crema. Pero no olvides que hay otras opciones, quizá mejores.

El aloe vera beneficioso

Está comprobado que el aloe vera es un excelente antiinflamatorio, sin embargo, existen algunas advertencias. Por ejemplo, si quieres aplicarlo directamente de la planta, procura usar un parche primero para evitar algún tipo de reacción alérgica. Además, evitar los productos comerciales con aloe en gel o que contengan alcohol, ya que picarán o secarán la piel. Se puede concluir que el aloe vera funciona en quemaduras, pero es importante leer las etiquetas y administrar con moderación.