•  |
  •  |

Existen miles de enfermedades neurodegenerativas, entre las más prevalentes se encuentran la enfermedad de Alzheimer, en segundo lugar la de párkinson, la esclerosis múltiple, las enfermedades neuromusculares y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

En esta iniciativa de formación en salud, el Dr. Juan Carlos Martínez Castrillo, neurólogo, alerta de que “las enfermedades neurodegenerativas son seguramente la epidemia que nos está por llegar".

Estas patologías causan la degeneración progresiva tanto del sistema nervioso central como del periférico y tienen, en su mayoría, muy poco tratamiento o ninguno. Prácticamente ninguna de ellas tiene una cura y producen una gran discapacidad, perjudicando la calidad de vida de los pacientes e influyendo en su entorno social y laboral.

problema sanitario

Cada vez vivimos más, sin embargo, el objetivo es lograr más años saludables. Martínez Castrillo advierte que, aunque la esperanza media de vida aumenta, el tiempo que transcurre hasta que una persona tiene por primera vez una enfermedad crónica, prácticamente no ha mejorado desde la década de los 60.

El especialista señala que los costes se disparan a medida que se empieza a tener enfermedades crónicas, sobre todo cuando se acumulan diferentes patologías en un mismo paciente.

la situación actual

El especialista expone que actualmente se desconoce cuándo aparecen las enfermedades neurodegenerativas y cómo diagnosticar la fase presintomática. “Cuando hay muerte neuronal y se llega al diagnóstico de la enfermedad, solo queda hacer tratamiento sintomático", afirma el neurólogo. Por este motivo, se están buscando tratamientos que modifiquen la enfermedad: “Si consiguiéramos que el paciente no evolucionara a más, habríamos ganado gran cosa".

Sin embargo, las metas han de ser más ambiciosas -- remarca-- como buscar marcadores presintomáticos o conseguir que la degeneración neuronal se estabilice.

¿Qué factores neuroprotectores hay? "Realmente ninguno", concluye el doctor. Hay que conocer cuáles son los factores de riesgo genético y los ambientales, antes de que las proteínas empiecen a ser patógenas. Asimismo, hay que seguir investigándolos de tal forma que si se previenen o controlan la enfermedad, se pueda evitar.

medicina del porvenir

"La medicina del futuro será predictiva, personalizada, preventiva y participativa", apunta Martínez Castrillo. El facultativo destaca la tarea de las asociaciones de pacientes a la hora de ayudar a afrontar estas patologías y a concienciar a la opinión pública y los políticos sobre estos problemas. Para facilitar la participación se están creando estrategias a través de internet o de plataformas móviles.

El paciente se evalúa mejor cuanto más conoce su enfermedad, afirma el neurólogo y explica que se están realizando distintas escalas por las que los pacientes se examinan de tal forma que cuando acuden a consulta, el médico ya conoce sus escalas clínicas, ahorrando un tiempo que luego se invierte en la relación médico-paciente. Asimismo, un mayor conocimiento conlleva un uso más adecuado de los recursos, genera mejor las expectativas y aumenta la satisfacción en cuanto a la terapia.

El doctor apunta que queda un gran camino por recorrer y este problema requiere un esfuerzo notable por parte de toda la sociedad, porque "si queremos vivir más años, no queda más remedio que afrontar estas enfermedades", finaliza.

 

SI Es necesario tener una alimentación balanceada para cuidar el cerebro.

 

NO existe hasta el momento una fase presintomática de las enfermedades neurodegenerativas.

 

La medicina del futuro será predictiva, personalizada, preventiva y participativa.