•  |
  •  |

¿Tu asignatura pendiente en el vestir es lucir unos zapatos de tacón? ¿Lo has intentado y has desistido? Julio César Muñoz, director de imagen de la asesoría, te propone unos trucos y consejos con los que "con un poco de práctica" te subirás con éxito a unos tacones.

El experto explica que se debe empezar con poco tacón y trabajar con él. No es buena idea elegir un par de zapatos con un tacón de 10 centímetros, si no estás acostumbrada a caminar con tacones; es mejor empezar por poco e ir aumentando de altura según te acostumbres a ellos.

Hay muchos tipos de tacones entre los que elegir, variando de altura, grosor y forma. Preparar tus pies empezando con tacones bajos, permitirá a tus tobillos desarrollar la fuerza que necesitan para caminar con seguridad y gracia con tacones altos.

 

Tipos de tacón

Kitten para principiantes

Un tacón kitten es una buena alternativa para una mujer más joven que no suele estar preparada para un tacón muy alto. Es muy pequeño, casi lo bastante bajo para ser considerado plano. En cuanto al estilo, son tacones perfectos para situaciones más "casuales” que requieren comodidad.

Bobina

Si quieres visualizar un tacón de bobina mentalmente, piensa en lo que llevaban las mujeres en la época victoriana y tendrás una idea. Empieza siendo grueso en la parte superior y se estrecha en el centro antes de volver a ensancharse en la parte inferior. Pueden parecer un poco anticuados, pero son una buena opción, si intentas vestir de forma retro.

Plataforma

Una plataforma eleva todo tu pie y no requiere el equilibrio de un tacón muy fino. Piensa en ella como la precursora para aprender cómo ir con tacones de aguja. Las plataformas se caracterizan por una gruesa capa bajo la parte inferior del pie y una suela igualmente gruesa. La altura puede variar de acuerdo al diseño.

Existen muchos modelos, tantos como influencias de estilo. Los hay en los que la plataforma es la base de todo el zapato, y en otros modelos colocan la plataforma solo en la parte delantera.

En cuanto al estilo, los que tienen una única plataforma al mismo nivel, no suelen alcanzar el grado de elegancia para eventos nocturnos. Los combinados de tacón y plataforma pueden ser una buena apuesta para muchos momentos del día y de la noche.

Cuña

El tacón de cuña es muy bueno para las primerizas. Se trata de un tacón bastante grueso, con apoyo en toda la planta. El peso se reparte en toda la superficie del suelo y ayuda a la estabilidad. Son muy favorecedores, al tener inclinación hace que los tobillos se vean bonitos y delgados. Existen estilos de varias medidas y diseños.

Macizo

Un tacón macizo te da la altura y el estilo sin ser tan fino. Piensa en un tacón de aguja con algo de almohadillado adicional, para engañar un poco. Estos tacones son geniales cuando tienes un aspecto más informal y necesitas algo sofisticado y estiloso. Son habituales en botines y botas.

Tacón de aguja

Solo para profesionales en el arte de andar con tacones. Si te gusta la moda y la imagen deberías tener un par, al menos, de impresionantes tacones de aguja en tu armario. Este tipo de tacón funciona para gran variedad de situaciones. Son magníficos para eventos de tarde-noche. Existe una oferta maravillosa, con deliciosos zapatos salón, sandalias elegantes, botas de vértigo, botines con aire de chica dura. Elige el estilo que más te vaya, dependiendo de la situación y uso.

 

Existen diferentes tipos de tacones para elegir, y varían de altura, grosor y forma.

 

SI te cuesta usar zapatos de tacón alto, hay otras opciones.

 

NO deben faltar un par de tacones de aguja en tu armario.