•  |
  •  |

Esta es la pregunta del millón, que no dudo el 99.9% de todas las mujeres embarazadas o que quieren salir embarazadas se hacen a diario. Yo me incluyo en este porcentaje. Realmente el tema de las estrías es muy delicado, ya que a como bien podemos subir mucho de peso durante el embarazo, posteriormente se sabe que con una buena dieta, ejercicio, etc., se puede perder ese peso. Pero las estrías es algo que una vez que salen, nunca se pueden eliminar. Existen muchos tratamientos actualmente que ayudan a disimularlas, pero realmente eliminarlas es imposible.

Como sabrán, ya tengo 8 meses de embarazo, me he informado muy bien sobre este tema, conversándolo con mi dermatóloga, nutricionista, ginecólogo y, bueno, el internet, que es maravillosa fuente de información, y todos coinciden en muchos puntos que a continuación se los comparto.

Las estrías se producen cuando la piel se estira de tal forma que se rompen capas. La forma ideal para mantener uno su piel elástica es teniéndola bien hidratada, la hidratación es fundamental. ¿Cómo logramos mantener nuestra piel hidratada? A través del consumo de mucha agua, sobre todo al estar embarazadas nuestro cuerpo nos pide más agua de lo que normalmente cualquier cuerpo requiere durante un día normal. Asimismo, al consumir frutas que contienen vitaminas C y E esto nos ayuda y, por supuesto, siempre te puedes dar tu ayudadita utilizando cremas y aceites que te ayuden con dicha hidratación.

Las cremas y aceites más recomendados por voz popular y por los especialistas las he podido delimitar en aceite de almendra, cocoabutter y cremas de cocoa también. Existen muchas marcas y muchos productos, pero básicamente todos los que contengan estos ingredientes aplican bien para ayudar a tu piel a mantenerse elástica durante el embarazo.

No solo en la barriga

Muchas mujeres creerán que las estrías solo aparecen en la barriga, debido a que lógicamente es la parte del cuerpo que se estira más durante este proceso, no obstante es importante recordar que nuestros bustos, piernas y caderas también se ven afectada con crecimiento en la preparación de recibir a nuestro bebé, por lo cual es de mucha importancia que también en estas áreas te apliques los debidos productos.

La alimentación sana y el control de nuestro peso es fundamental también para prevenir estrías, recordemos que mientras menos subimos menos se estira la piel. Por lo cual es fundamental para un embarazo sano comer debidamente y saber que el dicho de que hay que comer por dos, no es cierto. Lo más importante es comer saludable y alimentos que efectivamente aporten nutrientes a nosotras y a nuestros bebés.

En resumen, las estrías no se puede garantizar que no nos aparezcan, mucho tiene que ver con nuestra genética y tipo de piel, pero definitivamente nos podemos ayudar al máximo en prevenir que nos salgan.