•  |
  •  |

Esta rutina debe ser necesaria, consultamos a la experta en maquillaje Flor González, quien brindó algunos consejos para mantener la piel fresca y tersa.

Durante el día, es muy probable que toques tu cara en varias ocasiones sin darte cuenta. Esto convierte la piel de tu rostro en una de las partes más sucias de tu cuerpo, lo que puede aumentar la cantidad de bacterias que causan un incremento de manchas y provocan la aparición de puntos negros y granos. Si limpias tu piel en la noche, reducirás la cantidad de aceite y eliminarás la capacidad de las bacterias del acné de crecer y multiplicarse.

Repararás tu piel

Al limpiar tu rostro a diario, permitirás que tu piel se repare por sí misma, evitando la formación de arrugas, sobre todo si lo haces durante la noche y te aplicas cremas hidratantes antes de dormir. Recuerda que deberás utilizar una crema acorde a tu tipo de piel, sobre todo en el caso de que tu cutis sea sensible, pues un error en la selección de tus cosméticos puede causar severos daños en tu rostro.

Es una excelente idea limpiarlo de noche, porque al estar en reposo permite que la regeneración cutánea ocurra. Para obtener mejores resultados, asea bien tu piel con un limpiador libre de sulfato que sea suave. Además, completa tu rutina con un suero de alto rendimiento y una buena crema hidratante.

Últimos consejos

La limpieza nocturna, además de beneficiar a tu piel, eliminará todos los vestigios de maquillaje y de suciedad. Ten en cuenta que si padeces de acné, es necesario que laves tu rostro un par de veces al día, para que la grasa no se acumule. En el caso de tener la piel reseca, lo mejor es que te laves la cara solo una vez al día, pues al hacerlo más veces solo conseguirás que se reseque y presente un aspecto pálido y avejentado.