•  |
  •  |

Disfruta:

Lo nuevo y desconocido hay que disfrutarlo; aprovecha que no la conoces, explora su cuerpo y olvídate de las inhibiciones. La adrenalina es el principal ingrediente para brindarle orgasmos más placenteros.

 

Olvida: el sexo casual

Solo es eso, no te arriesgues a enamorarte, ya que de hacerlo puede ser perjudicial para ti. Tal vez puede ser el inicio de una relación, pero las probabilidades son nulas.

 

Actitud:

Haz a un lado los prejuicios, siéntete sexi y atrévete a hacer lo que comúnmente no harías. No te preocupes por lo que vaya a pensar, finalmente los dos solo quieren sexo.

 

Exprésate:

Muchas veces los primeros encuentros pueden ser un fastidio, porque no conoces los gustos de la pareja en turno; pero eso no debe preocuparte, solamente deja fluir tus sensaciones y deseos. Hazle saber lo que te gusta, para que ambos disfruten al máximo del sexo.

 

Libérate:

Olvídate de los tabúes, lo importante es lo que tú sientes y quieres, por ello no temas en decir las cosas sin rodeos. El sexo casual puede ser muy divertido, pero no olvides usar protección en cada encuentro, para evitar cualquier tipo de contagio. ¡Cuídate!