•  |
  •  |

La sexualidad masculina ha estado siempre marcada por una serie de mitos que le han otorgado características, en ocasiones, equivocadas. Esto ocasiona ciertos temores y situaciones que afectan el desempeño sexual masculino.  

El miedo a no cumplir las expectativas provoca ansiedad y frustración, de acuerdo con el Dr. Raúl Valdebenito, urólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. “Cuando la ansiedad está presente en la vida sexual de los hombres, se olvida que el sexo es un arte lleno de habilidades y destrezas que se deben ir aprendiendo”, añade el especialista. Hoy, Valdebenito detalla, algunos factores que afectan la sexualidad masculina.

1 Las mujeres activas y con experiencia.

En la cama le quitan seguridad al hombre, quienes están acostumbrados a tomar la iniciativa sexual, lo que genera en ellos desconcierto, preocupación y ansiedad, señala Valdebenito. Si la mujer tiene el control el hombre se siente menospreciado, agrega el especialista.

2 Tener un mal desempeño en la cama.

El urólogo destaca que el buen sexo es algo que se debe practicar y tener los conocimientos para poder desempeñarse correctamente, y estos se aprenden a través de la comunicación con la pareja y de la observación durante el acto sexual. Muchos hombres no toman en cuenta esto.

3 El aspecto psicológico.

En un hombre es, generalmente, su principal problema al momento de mantener una buena relación sexual. Sus temores ante un mal desempeño, sus expectativas, el rechazo y la insatisfacción femenina o el temor a ser comparado con parejas sexuales anteriores, marcan su forma de actuar, apunta el médico.

4 Miedo a las disfunciones sexuales.

Tardar poco tiempo mientras se sostiene un coito o que el pene sea muy pequeño forman parte de las preocupaciones de los hombres cuando se tiene una nueva pareja, lo que conlleva frecuentemente a la eyaculación precoz, y a la ansiedad, sobre todo si las relaciones son esporádicas.

5 Preocupaciones y estrés.

A partir de los 30 años, un hombre generalmente vive una relación de pareja y una vida laboral intensa. Las preocupaciones laborales y económicas generan estrés, que afecta el desempeño sexual. Valdebenito finalizó señalando que hoy en día toda disfunción sexual tiene solución. Se pueden emplear medicamentos, inyecciones intrapeneanas o dispositivos de aire, entre otras cosas. La inseguridad en el desempeño sexual de los hombres puede tratarse a través de terapias conductuales, de pareja o un tratamiento con medicamentos, de acuerdo con cada caso.

1 de cada 5 hombres padece eyaculación precoz, asegura el Dr. Raúl Valdebenito.

30 años es la edad en la que el hombre comienza a padecer mayor estrés.