•  |
  •  |

Al conversar con ella es difícil no preguntarse dónde habrá descubierto el secreto de la eterna juventud.

Su rostro lozano y fresco parece que quedó congelado en el tiempo y nos hace remontarnos a aquel 18 de abril de 1993, cuando con tan solo 18 años fue coronada como la mujer más bella de Nicaragua, cetro que le dio la oportunidad de representar a nuestra nación en Miss Universo, dos semanas después.

Con una vida ya hecha, alejada de los escenarios, pero no del glamour, Luisa Amalia Urcuyo nos recibió en su hogar y compartió un poco sobre qué es hoy su vida.

¿Cómo fue tu experiencia como Miss Nicaragua?

Por supuesto que algo maravilloso, ser Miss Nicaragua ha sido el sueño de muchas jovencitas y haber obtenido el título fue una gran alegría, sin embargo, creo que no era el momento para ser reina.

¿Por qué considerás que no era el momento idóneo para ser Miss Nicaragua?

Esto lo digo porque siento que estaba muy jovencita, apenas estaba empezando a vivir y cuando llegué a Miss Universo competí contra mujeres que llevaban maletas de tacones, de ropa, que se sabían peinar y maquillar a la perfección y la verdad es que yo no estaba preparada para eso.

¿Crees que los concursos no deben aceptar a reinas adolescentes?

Lo que pienso es que cada cosa tiene su momento y que se les debe dejar madurar para que hagan un mejor papel. Ahora hay un reinado de adolescentes donde todas tienen la misma edad y considero que eso es sano.

¿Quién es Luisa Amalia Urcuyo en la actualidad?

Soy una mujer felizmente casada y madre de tres hijos. Mi primera hija es Sofía Amalia Farach Urcuyo, mi segunda bendición es Andrea Farach Urcuyo y finalmente llegó a nuestro hogar Emilio Jesús.

¿Cómo ha sido tu vida como madre?

Pienso que indiscutiblemente esa es una faceta que todas las mujeres disfrutamos al máximo, porque compartir con nuestros hijos no tiene precio. Con los míos lo que procuro es darles tiempo de calidad y una atención personalizada, por eso dedico, por ejemplo, una tarde, para compartir con cada uno lo que se le venga en gana.

¿Qué tal es tener una hija adolescente?

Es un poquito más serio el asunto porque los adolescentes entran en la etapa de jugar a los rebeldes sin causa, sin embargo, como padres debemos buscar el equilibrio para que ellos puedan estar contentos y entender que ciertas restricciones tienen lógica y no existen solo porque los adultos somos anticuados.

¿Te gustaría que tus hijas entraran en algún reinado de belleza?

Si ellas así lo deciden, pues bienvenido. Yo soy una madre que piensa que a los hijos debemos dejarlos tomar sus propias decisiones y apoyarlos, siempre y cuando sean para bien. Así que si ellas optaran por participar en un certamen ahí estaría para apoyarlas, así como lo hago con Emilio Jesús cuando juega futbol.

¿Además de ser madre, qué otra cosa hace Luisa Amalia Urcuyo?

Bueno, Luisa Amalia Urcuyo también trabaja en el INCAE Business School y reparto mi tiempo entre el trabajo y los niños.

El secreto para conservarse

Luisa Amalia Urcuyo compartió que el principal secreto para conservar la figura está en cuidar la comida, por lo que procura que en su hogar la alimentación sea saludable y balanceada. Asimismo, también recomienda la dosis necesaria de ejercicios y procurar tener una vida tranquila y en armonía.