•  |
  •  |

El destino la llevó a realizar un viaje casual a Panamá para visitar a unos familiares, mas no imaginaba que desde ese entonces su vida transcurriría en aquel país, pues el amor había tocado el corazón de Maritza Sevilla.

Unos ojos pensativos, una expresión delicada y una sonrisa picaresca dejan entrever la personalidad de un ser fantástico que es capaz de crear obras de artes, como grabados en puertas de madera, poemas para el alma y su más importante producción actual “Un Colibrí en Siberia”.

A pesar de que el tiempo ha transcurrido, Maritza Sevilla no olvida sus raíces jinotepinas, cada vez que oye el nombre de Nicaragua, no puede evitar sentir en su interior una gran satisfacción; pues como ella dice: “No puedo olvidar que mi Nicaragua huele a café, pan, naturaleza y volcán”.

¿De qué trata un “Colibrí en Siberia”?

El libro hace referencia a un colibrí ‘aventurero’ que un día decidió emprender un viaje por los cielos hasta llegar a los confines de la fría Rusia, sin duda es la historia de un ave maravillosa, llena de nostalgia, fuerza y fe que va en busca de cumplir un sueño. Lo peculiar de este libro es que es un colibrí que no sólo habla español, sino que es un pájaro políglota, pues la obra ha sido traducida al francés, inglés, ruso y alemán.

¿Cuál ha sido el sueño de tu vida?

De hecho “Un Colibrí en Siberia” es un sueño hecho realidad. El escribir el libro por alrededor de seis años y ver los frutos ha sido satisfactorio. Yo quería que mi colibrí volara alto, necesitaba hacer un ballet para este libro. El Embajador de Rusia me invitó a un cóctel en su residencia para reunirme con la famosa bailaría de ballet Valentina Ganibalova, ahí fue cuando ella me dio la oportunidad de transformar el libro en un musical de ballet basado en la obra del “Pájaro Azul” de Maurice Maeterlinck.

¿Por qué elegiste un Colibrí y no otra ave?

Los colibríes motivan mi inspiración, son aves muy simbólicas. No sólo es admirable su belleza física, está claro que sus colores son bellísimos, pero lo que más me gusta de ellos es su audacia. Me encanta que no le tiene miedo a nada y vuela con una libertad inspiradora. También es maravilloso, que siendo tan pequeño, tenga tanta fuerza y ligereza.

¿Qué causa en tu ser la poesía?

La poesía para mí es como respirar, no puedo vivir sin ella, es algo muy nicaragüense, además “Un Colibrí en Siberia” también está compuesto por poemas y ahora será una poesía musicalizada, cuando todo esté listo para emprender una gira de ballet por diferentes países de Latinoamérica y Rusia. Cuando quiero pintar o deseo escribir poesía, simplemente me retiro a un lugar especial; se trata de una cabaña de estilo antiguo en donde me relajo y empiezan a brotar las letras.

¿Qué otras obras han marcado tu trayectoria?

El amor por mi país vive en la obra titulada: “La Casa de los Besos Brujos” (2010), también he publicado tres libros más: “Avatar de Verano”, “Avatar de Otoño” y una colección de 16 poesías que nombré como “Bitácoras de Mis Viajes”. Además, he recreado obras plásticas utilizando la pintura sobre madera al estilo usanza, de la antigua tradición pictórica rusa, trabajos que me han permitido participar en un Trienal, donde se exponen artes plásticas de artistas de Latinoamérica.

¿Qué planes tienes para el futuro?

Actualmente, estoy escribiendo mi autobiografía y la segunda parte de “La Casa de los Besos Brujos”; a la vez para este año, espero con entusiasmo el lanzamiento del libro “Aurora no Aguanta Más”. Y por ahora, lo que más me tiene emocionada, es el estreno de la producción musical de ballet, que posiblemente empiece en junio.

 

Una mujer inspiradora

Maritza Sevilla
Profesión: Escritora y pintora nicaragüense

El libro “Un colibrí en Siberia” sirvió de inspiración al músico panameño Antonio Rivas (Toño Rovira), quien compuso una obra musical exclusiva para el libro, además cuenta con arreglos de Dino Nugent y coreografía de la destacada bailarina rusa, Valentina Ganibalova, todo un equipo de expertos que recrearán las escenas del épico viaje del colibrí.