•  |
  •  |

END. "Hay que ir con mucho cuidado a la hora de practicar el beso negro, que es (el acto de lamer el ano de tu chica), ya que puedes contraer hepatitis y otros parásitos intestinales; como la bactería E.Coli", asegura la doctora Jordan Rullo, una reconocida sexóloga de la clínica Mayo, en Minnesota. El rimming como se conoce en inglés al beso negro, es mucho más seguro entre las parejas que llevan mucho tiempo juntas, en donde el riesgo de contagio es menor. En otras palabras, si lo realizas con una pareja ocasional en una noche de copas, te arriesgas mucho.

Recomendaciones

Pero si quieres darle un placer infinito a tu pareja con esta clase de besos, la doctora Rullo, brinda algunas recomendaciones. "Usa un protector dental o coloca un condón cortado de manera longitudinal en el ano de tu pareja", la especialista además sugiere que ambas personas estén "vacunados contra la hepatitits”. La chica debe pasar por el baño antes del encuentro sexual y limpiarse bien el ano con jabón. Es la mejor manera de incorporar, de forma segura, esta técnica a tu repertorio sexual.

Con respecto al asco que puede producir la primera experiencia Rullo, aconseja tener un enjuague bucal a mano y caramelos de menta para matar el asco que esto puede suponer. El hombre también puede experimentar grandes sensaciones si se deja llevar, finalizó la sexóloga.