•  |
  •  |

Pueda ser que muchos no tengan el hábito de practicar ejercicios faciales, pero al igual que el ejercicio físico, estos también deben formar parte importante de su rutina diaria, si realmente lo que estás buscando es mantener a tono tu bienestar muscular.

Estimular los músculos faciales es importante para prevenir tanto la aparición de arrugas, como los primeros signos de flacidez en el cuello e incluso, la antiestética doble papada. Generalmente, las personas se suelen preocupar más por la cara, olvidando que el cuello también requiere de cuidados, desde aplicar una crema antiedad adecuada al tipo de piel hasta ejercitar el rostro para mantenerlo en forma.

Ejercicios

Cuidarnos es la mejor inversión, así que para lucir un cuello terso, suave y sin ningún rastro de flacidez, aquí te diremos qué ejercicios puedes practicar. Uno de ellos es abrir la boca ligeramente y colocar los puños de las manos debajo de la barbilla. Luego, empujas la lengua contra el paladar y abres la mandíbula inferior, tratando de mantener la tensión durante cinco segundos y después, cierras despacio. Al finalizar, masajea con círculos la zona de la mandíbula y repite el ejercicio seis veces.

Otro ejercicio que puede ayudarte es colocar las manos en la base del cuello y presionar hacia abajo. Luego, subes la cabeza y la inclinas hacia un lado. Recuerda mantener esta postura durante cinco segundos. Vuelve a la posición inicial y repite el ejercicio con el lado contrario, haciendo dos repeticiones por lado.

Un tercer ejercicio que también debes incluir es poner las manos una sobre otra en el cuello, presionando hacia abajo, logrando sacar la mandíbula hacia adelante y subiendo la barbilla. La tensión debe mantenerse durante cinco segundos. Por último, finaliza realizando un suave masaje en forma de círculos bajo el lóbulo de la oreja en el inicio de la articulación.

La postura correcta

No olvides que tu propia casa puede convertirse en el escenario de tu entrenamiento y el espejo puede volverse tu cómplice al momento de ejecutar los ejercicios que te ayudarán a tener un rostro y cuello perfecto. A la hora de realizar estos ejercicios procura mantener una postura corporal correcta. De pie, con la espalda recta, trata de no contraer los hombros, también se debe mantener la cabeza erguida, y sobre todo realizarlos relajadas.