•  |
  •  |

¡Te has planteado alguna vez usar pestañas postizas? ¿Eres de las que nunca se atreven a dar el paso?, ¿o de las lanzadas y atrevidas? Dependiendo de tu respuesta, puede que te sorprenda (o puede que no) que a la mayoría de las mujeres les intimide el utilizar pestañas postizas. Las pestañas postizas aplicadas de la manera correcta pueden transformar el look más sencillo en algo ultrafabuloso.

Esta semana te traemos una guía definitiva para hacer que las pestañas postizas parezcan reales y que, por supuesto, no andes por la calle luciendo un look sobrecargado al más puro estilo “drag queen” de Los Ángeles. Llegó la hora de eliminar este miedo recurrente entre las féminas en únicamente 3 sencillos pasos. ¿Lista? ¡Aquí vamos!:

Escoge las adecuadas.

Si no lo sabías, existen básicamente dos tipos de pestañas postizas: en tiras (las de toda la vida) e individuales. Las pestañas postizas en tiras cubren toda la línea de las pestañas y son ideales para aquellas personas que tienen pestañas muy poco pobladas; por otro lado las pestañas individuales pueden ser un gran acierto si tu objetivo es conseguir un look 100% natural, los paquetes de postizos individuales manejan diferentes longitudes, permitiendo adecuarlas mejor a tus necesidades.

Ritual de preparación.

Antes de colocarlas debes preparar tus pestañas naturales. Este ritual de preparación es necesario sin importar el tipo de postizos que decidas utilizar. Aplica primero un poco de delineador para disimular el punto donde aplicarás tus postizos, luego aplica sobre tus pestañas naturales una generosa capa de rímel negro.

Coloca las pestañas.

Antes de aplicar las pestañas mide tentativamente la longitud de las mismas en comparación con tus pestañas naturales, si buscas un look natural lo mejor es recortar para que los postizos se asemejen a tus pestañas. Una vez listas, aplícales el pegamento y déjalo tomar aire unos 30 segundos a fin de evitar que se resbalen demasiado, colócalas lentamente y con cuidado, ayudándote con unas pinzas si es necesario. Solo cuando el pegamento está seco procedemos a aplicar una nueva capa de rímel a fin de unificar ambas pestañas y hacer que todo parezca una sola cosa.