•  |
  •  |

A muchos padres les preocupa que su hijo no esté comiendo lo suficiente o se esté alimentando con demasiadas cosas que no le hacen bien.

Si pasas por está situación, te compartimos algunas técnicas para incentivar mejores hábitos alimenticios en tus hijos, de acuerdo a una investigación realizada por el presentador del canal infantil de la BBC CBeebies Alex Winters.

La investigación señala que los hábitos alimenticios de los niños están influenciados por lo que ven a su alrededor. Si hay muchos dulces y papas fritas, en su casa o en casa de sus amigos entonces es probable que quieran comer eso.

Niños a cocinar

Involucrar a los niños en la preparación de la comida es positivo, dice Winters. Los padres son el principal modelo para los hijos, si los ven regularmente comiendo y disfrutando de alimentos sanos, y observan el entusiasmo de los mayores por las frutas y verduras, alentará a  los niño a que también quieran probarlos.

Toman su tiempo

Una vez que uno creó una atmósfera positiva en torno a la comida sana, está listo para dar el paso siguiente. Aquí  algunas sugerencias:

-Introduzca la comida nueva de a cucharadas pequeñas y de forma espaciada, para no abrumar a su hijo.

-Empiece con bocados pequeños de su propio plato. Puede llevar de 10 a 15 bocados de un alimento nuevo para que un niño se acostumbre.

-Pruebe un alimento nuevo junto con su hijo, mostrándole que ¡usted también está dispuesto a probar cosas nuevas!

-Cuando pueda, involucre a su pequeño en la preparación de la comida. Hable sobre lo que come:  cómo sabe y de dónde viene.

Niños almorzando

No pierda la paciencia, mantener una actitud positiva respecto a la comida es clave.

Aunque es común que muchos padres descarten ciertos alimentos cuando sus hijos se rehúsan a probarlos, afirmar que “a Juan no le gustan las arvejas” solamente reforzará su creencia.

Recuerde que los niños van cambiando de estado de ánimo cada día, así que quizás hoy rechazan algo pero otro día lo comen con gusto.

Si hay alimentos que preferiría que sus hijos no coman –como comidas procesadas o carne, - trate de no enfocarse en ellos sino en los que sí pueden comer.

Si los niños asocian la comida con algo negativo estarán menos dispuestos a experimentar.