•  |
  •  |

Un nuevo estudio llevado a cabo por científicos del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston (EE.UU.) ha concluido que el café, el té, los refrescos con cafeína y las bebidas energéticas que contienen cafeína pueden ayudar a los hombres a mejorar sus  problemas de impotencia.

El trabajo que ha sido publicado en la revista PloS One, destaca que la disfunción eréctil es causada mayoritariamente por obesidad, sobrepeso, diabetes, colesterol alto, presión arterial alta o problemas psicológicos.

El estudio que contó con la participación de 3.724 hombres de más de 20 años y con problemas de impotencia. Del total de los participantes, el 40,9% de los hombres tenía sobrepeso, el 30,7% padecían obesidad, el 51% tenía la presión arterial alta y el 12,4% tenía diabetes.

El examen de los resultados reveló que aquellos hombres que consumían 2 o 3 tazas de café al día eran un 42% menos propensos a presentar disfunción eréctil o impotencia (sin importar si eran obesos o tenían presión arterial alta), comparado con los que no tomaban nada de cafeína o menos de 7 miligramos al día.

Sin embargo, en los diabéticos la cafeína no produjo el mismo resultado: “La diabetes es uno de los mayores factores de riesgo para la disfunción eréctil, así que no fue sorprendente obtener estos resultados”, afirma David López, líder del estudio.

Los investigadores plantean la hipótesis de que la cafeína induce una serie de efectos farmacológicos que causan la relajación de las arterias del pene y del músculo liso cavernoso del pene, aumentando así el flujo sanguíneo y permitiendo la erección.