Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, acusó este martes al gobierno iraní de realizar “actividades subversivas” en América Latina, en su opinión más inquietantes que las maniobras militares desplegadas recientemente por Rusia en la región.


“Estoy preocupado por el nivel de actividades verdaderamente subversivas que los iraníes tienen en desarrollo en varios lugares de América Latina, particularmente en Sudamérica y Centroamérica”, dijo Gates durante una audiencia en el Senado estadounidense.


“Están abriendo una cantidad de oficinas y una cantidad de pantallas desde las cuales interfieren en cuestiones internas de algunos de esos países”, aseguró.


El secretario de Defensa no dio más detalles ante los senadores de las supuestas actividades iraníes.


Gates volvió luego a ironizar sobre las capacidades militares de su ex archirrival durante la Guerra Fría.


“Cuando (los rusos) se quejaron porque escoltamos sus bombarderos Blackjack hasta Venezuela, me preocupé de decirles que sólo queríamos estar ahí en caso de que necesitaran algún tipo de rescate”, explicó.


Rusia mandó el diez de septiembre de 2008 dos bombarderos Tu-160 “Blackjack” para una semana de “vuelos de entrenamiento” en el Caribe y el Océano Atlántico.

Nicaragua agarra terminación

No es la primera vez que Estados Unidos advierte sobre las actividades iraníes en la región. Los lazos entre Teherán y diversos países han ido creciendo en importancia en 2008.


Además de la ya sólida alianza petrolera y comercial entre Venezuela e Irán, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y el boliviano, Evo Morales, no dudaron en viajar a Teherán para buscar inversiones y ayuda en todo tipo de sectores.


Nicaragua también se sumó a esas iniciativas, paralelamente a la degradación de las relaciones diplomáticas de todos esos países con Estados Unidos.