elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La recesión se profundiza en Europa, donde Letonia se hunde en un grave huracán político y financiero, mientras que en Estados Unidos la caída podría terminar en 2010 si las medidas aplicadas surten efecto, según el presidente del Banco Central estadounidense. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, alertó que la recesión "puede durar hasta 2010".

Sólo si el país logra restaurar cierta estabilidad financiera habría "una perspectiva razonable de que la actual recesión termine en 2009 y que 2010 sea un año de recuperación", acotó Bernanke ante un comité del Congreso. "Una recuperación total de la economía de la actual recesión posiblemente lleve más de dos o tres años", añadió.

Tras reunirse en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama y el primer ministro japonés Taro Aso acordaron resistir al "proteccionismo", trabajando "estrecha y urgentemente" a fin de estimular la demanda interna y externa para enfrentar la crisis económica global. La crisis se agravó especialmente en Letonia, uno de los países de la Unión Europea más afectados, donde el primer ministro renunció debido a la situación económica.

La agencia de calificaciones Standard and Poor's degradó su nota de la deuda soberana de Letonia a un estatus de "basura", mientras la agencia Fitch advirtió de posibles retrasos en los fondos de emergencia del Fondo Monetario Internacional, FMI, para ayudar a Letonia a superar la crisis. "La degradación de Letonia refleja lo que consideramos como un deterioro del clima externo, así como los riesgos que pesan sobre la aplicación de un programa económico ambicioso del gobierno", declaró Eileen Zhang, analista de Standard and Poor's.

Crisis europea
En Europa, la confianza empresarial cayó a un mínimo récord en Alemania, la mayor economía europea, España anunció un déficit público de 3,8% en 2008, el gasto de los consumidores franceses bajó, el desempleo subió en Polonia y se anunciaron más despidos. La confianza de los consumidores estadounidenses se hundió a un nuevo mínimo récord en febrero, mientras los precios de las viviendas en las principales ciudades del país cayeron un récord 18,5% en diciembre. La caída de la confianza de los consumidores se debió "al empeoramiento de las condiciones empresariales y un mercado laboral en rápido deterioro", estimó Lynn Franco, del centro de análisis Conference Board de Nueva York, que prepara este indicador. El índice sugiere que "las condiciones económicas generales se han debilitado aún más este trimestre", añadió.

Recuperación desequilibrada
En Nueva York la Bolsa se recuperó fuertemente, luego de caer a sus niveles más bajos en casi 12 años, cuando las autoridades estadounidenses parecen querer evitar una nacionalización de bancos en dificultades: el Dow Jones subió 3,32% y el Nasdaq 3,90%.

En América Latina, la principal bolsa de la región, la de Sao Paulo continuó el receso de carnaval. La bolsa de México subió 1,81%, Santiago ganó 0,31% y la bolsa de Bogotá perdió 0,87%. En Europa, sin embargo, la Bolsa de Londres perdió al cierre 0,89%, París 0,73%, Fráncfort 1,03% y Madrid 0,76%. Mientras que en Asia, la Bolsa de Tokio cerró en baja de 1,46%, próximo a su nivel en puntos más bajo en 26 años, mientras Shanghai se hundió un 4,56%, Hong Kong cayó un 2,9% y Sídney un 0,6%.

"Las acciones no han estado tan volátiles como a finales del año pasado, pero aún avanzan en una sola dirección: sur", estimó Joshua Raymond, estratega de mercado en City Index, en Londers. "Los inversores están perdiendo rápidamente su fe en este mercado", agregó.

Las señales del daño económico se multiplicaban por el mundo. El déficit público en España representó el 3,82% del Producto Interno Bruto, PIB, en el 2008, contra un superávit del 2,2% en 2007, anunció el ministerio de Economía.

Baja en la producción
Los pedidos industriales de la Unión Europea se hundieron un 23,3% en diciembre en relación a un año atrás, lo cual señala una mayor presión en la producción industrial. El número uno mundial de la telefonía celular, el finlandés Nokia, anunció la supresión de 1.000 puestos de trabajo en diversas partes del mundo. Mientras tanto, la agencia de calificación internacional Standard and Poor's bajó su perspectiva de estable a negativa en India, antes considerada junto a China como un gigante emergente que podría ayudar al mundo a atravesar la crisis, debido a una posición fiscal "insostenible".