•   Islamabad, Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal paquistaní ha acusado al hermano de Qandeel Baloch, conocida por los sensuales vídeos que publicaba en internet, de asesinarla junto a dos cómplices, en un "crimen por honor" que llevó al Gobierno a cambiar la ley, informó hoy una fuente oficial.

"Un tribunal acusó ayer a tres personas del asesinato de Baloch, entre ellas su hermano Muhammed Wasin y sus dos cómplices, Haq Nawaz y Abdul Basit", dijo a Efe el fiscal del caso, Jam Salahuddin.

El juicio comenzará el próximo 8 de diciembre, añadió la fuente.

Muhammed Wasim, hermano de Baloch, fue arrestado el pasado 17 de julio, un día después de que la joven de 25 años fuese estrangulada en la casa de los padres de ambos.

Durante una rueda de prensa tras su detención, Wasim afirmó que no se arrepentía de haber matado a su hermana, debido a que ésta había ensuciado el honor de su familia.

La joven se hizo popular en el conservador país asiático por publicar vídeos en redes sociales como Facebook, donde contaba con 730.000 seguidores, en los que bailaba y cantaba con ropas sugerentes.

Para los segmentos más liberales de la sociedad, Baloch representaba una inspiración debido a sus planteamientos desinhibidos y feministas, mientras que otros sectores más conservadores la criticaban por ello.

Los llamados "crímenes de honor" son muy habituales en el Sur de Asia y suelen implicar a familiares que a través del crimen vengan lo que consideran una afrenta que contraviene la conservadora moral tradicionalista.

Según la ONG Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), en 2015 se cometieron casi mil casos de crímenes de honor en el país, aunque alerta de que esas cifras esconden una realidad aún mayor que queda fuera de los registros por la falta de denuncias.

El Gobierno paquistaní aprobó el pasado mes de octubre una ley que prohíbe los perdones de los familiares de las víctimas en este tipo de delitos, un agujero legal con el que muchos hombres quedaban libres tras matar a una mujer, en general una hermana o una esposa.

Además, la ley estableció una pena obligatoria de 25 años de prisión para aquellos que cometan estos crímenes y la creación de vías rápidas en los tribunales.