•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En el 2008 fueron encontrados en una cueva al norte de Jordania, los veinte códices por el beduino israelí, Hassan Saeda, ahora casi una década después un grupo de expertos confirma su autenticidad.

Los documentos fueron elaborados en plomo y unidos por unas gruesas argollas de metal, contienen y según un estudio contienen el primer retrato de Jesucristo y datan de hace unos 2,000 años.

Te interesa: ¿Por qué decidieron abrir por primera vez la tumba de Jesús?

Investigadores de la Universidad de Surrey en Reino Unido,  han constatado tras un estudio que las tablillas son auténticas y tienen una antigüedad de entre 1,800 y 2,000 años de antigüedad.

Los expertos analizaron el plomo y lo compararon con una muestra datada de la antigua Roma y examinaron el contenido de los escritos, como los símbolos y las palabras.

Uno de los documentos contiene un dibujo del rostro de Jesucristo, y en los grabados se refieren a él como ‘tekton’, que se traduce como ‘carpintero”.

Los códices también contienen estrellas de ocho puntas, que según los religiosos indican la venida del Mesías, y hacen referencia a Jesucristo y a tres apóstoles: Pedro, Santiago y Juan. Los textos están escritos en lenguaje paleo-hebreo.